Urko Vera en el 90 deja a la Ponferradina sin promoción

El Mirandés recibía en Anduva a la Ponferradina de Pablo Infante. El banquero que tanto hizo soñar a los de Anduva, volvía a casa defendiendo otros colores. El héroe de este Mirandés ahora es Urko Vera, que ha hecho olvidar a Pablo en un abrir y cerrar de ojos.  Sus 14 dianas, su doblete en el partido, aguantan a su equipo y encienden a su afición. Ayer gracias de nuevo a su goleador, el Mirandés volvió a gozar de una victoria tras dos meses de sequía (des del pasado 11 de enero el Mirandés no gana en Anduva).

Pablo Infante amenazaba a sus exs

El partido amanecía en Anduva con una Ponferradina que aspiraba en mantener su sexta plaza que le garantizaba la promoción. Los visitantes llevaron inicalmente el peso del partido, dominaban el esférico y creaban ocasiones. La respuesta local era inmediata que contragolpeaba cada intentó de gol rival. En la Ponferradina del primer tiempo, el exjugador de Anduva, Pablo Infante era el máximo peligro visitante. El rapado atacante blanquiazul se colaba con habilidad y rozó varias veces el gol con la yema de los dedos. Fue tanto su protagonismo, que en el minuto 36, escorado, entraba al área de Arribazalaga , quebraba a un defensa local y al portero, pero su chute se topaba con el palo. Ese «uy» que se  escuchaba en la grada hizo despertar al Mirandés en la segunda mitad.

Urko Vera primero , Andy después y de nuevo, Vera

La segunda se abrió con el gol de Urko Vera. Un balón llovido de Álex García entre la defensa y el portero era rematado con un Urko Vera que se anticipaba a todos. Era el 1 a 0 y el delante del Mirandés entró con todo, posiblemente el arbitro pudo haber pitado plancha. Urko es muy potente y alto y levanta lo suficiente la  plancha como para pitar juego peligroso. El colegiado no lo vio así y el Mirandés inauguraba el marcador.

El partido seguía en la dinámica de idas y venidas , hasta que doce minutos más tarde del gol local, Andy conseguía establecer las tablas en el marcador.  Un pase largo des de la defensa visitante, encontraba a un Andy en el frontal y de espaldas al arco de Razak, el centro campista amortiguaba el balón y tal como se giraba la empalaba a la escuadra de Razak. Golazo de Andy y uno a uno en el marcador.

El partido siguió con oportunidades para ambos.  Al final, el que tuviese más suerte o acierto se llevaría la victoria, a lo mejor el empate ya era lo suficientemente justo. Uno atacaba, él otro contraatacaba. Hasta que en el minuto 90, un centro de Fran Carnicer (que había entrado como suplente) al corazón del área, era rematado por un todopoderoso Urko Vera. El delantero firmaba un testarazo con potencia y le daba los tres puntos a su equipo con su doblete.

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *