A bote pronto

Expectación moderada para el Barça-Madrid