A bote pronto

Se busca un delantero al precio del gusto y las ganas

Nunca en la historia contemporánea del FC Barcelona había ocurrido un hecho similar y que denuncia el escaso peso cuantitativo de la plantilla culé. Tras el cierre del mercado de invierno, donde se han concretado cuatro bajas que son Wagué, Todibo, Aleñá y Carles Pérez y ninguna alta compensatoria, la plantilla profesional se ha reducido a 17 futbolistas. A lo que sumar el jovencísimo Ansu Fati, de 17 años con ficha del filial.

Con dos bajas de larga duración que son Ousmane Dembélé y Luis Suárez las fichas quedan a la mínima expresión de 15 más 1, a la que hubo que restar Piqué por sanción en la jornada pasada y se descontará Lenglet en la próxima, por la misma causa. Queda rezar para que no haya nuevas contingencias en forma de sanciones y lesiones.

Los emolumentos altísimos de una plantilla que se cotiza a valor pretérito también tienen mucho que ver con esta drástica reducción de los mimbres. Y es que la ratio del montante de las nóminas de los futbolistas sobre la facturación global está por encima de lo aconsejado por los organismos oficiales.

Se ha llegado a esta irresponsable situación por la ausencia de un director deportivo profesional. El puesto lo dejó vacante Pep Segura, amigo de confianza de Bartomeu que estuvo lejos de cubrir expectativas. Ahora por encima del secretario técnico Éric Abidal, llegado al Club sin ningún currículo que le avalara para ese puesto, está el presidente Bartomeu, tras la dimisión del vicepresidente deportivo Jordi Mestre Molina.

Los técnicos desecharon el mercado de invierno al no disponer de tesorería para fichar un pez gordo, por ejemplo, los argentinos Latauro Martínez del Inter o Ángel Correa del Atlético y no conformarse con piezas de menor calado. Se confiaba en la recuperación de Dembélé, pero su recaída obliga a mover ficha ahora, en un mercado más restringido y a un precio más encarecido. Los clubes saben que la necesidad imperiosa del Barça les hará claudicar en las negociaciones. El mejor situado es Willian José, brasileño de 28 años y su carta de libertad está valorada en 70 millones. Este jugador ha perdido la titularidad en el conjunto donostiarra en beneficio de Alexander Isak, joven sueco de origen africano de 20 años.

En fin, el FC Barcelona incorporará un jugador a alto precio que será complemento en las rotaciones. Los partidos importantes, los jugarán Messi, Griezmann y Fati, pues cualquiera que puedan fichar tendrá un nivel de calidad inferior. Una pésima planificación que conlleva lo malo, fichar caro, o lo peor, no fichar – O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es