Motor

Ferrari sigue sin encontrar soluciones a su falta de potencia en la Fórmula 1

Ferrari abandonó ayer Malasia, tal como empezó la temporada, con una falta de potencia en su motor muy preocupante. La unidad de potencia de Ferrari sigue dejando mucho que desear, a un mundo del nivel de Mercedes. Ayer en carrera, tanto Fernando Alonso como Kimi Raikkonen vivieron en sus propias carnes, como el F14T le falta muchísima punta, para competir contra sus rivales en las rectas.

Un Ferrari muy pobre en velocidad punta

En Maranello siguen sin dar con la tecla para competir con los Mercedes en velocidad punta. El motor de Brackley está ahora misma a años luz del de Ferrari. En Australia, Alonso tuvo muchísimos problemas para competir con Hulkenberg y Bottas en las rectas. En Sepang, más de lo mismo. Alonso finalizó cuarto pero las pasó canutas para adelantar al Force India del piloto germano. Incluso, con el uso del DRS no podía acercarse al coche hindú con motor Mercedes. Finalmente, pudo conseguirlo, sí, pero tuvo que realizar una gran frenada para poder confirmar el adelantamiento.

Pero, Kimi Raikkonen también tuvo una situación similar. El piloto finlandés tuvo un toque con el joven Kevin Magnussen, que le provocó un pinchazo. Allí se acabaron sus opciones de remontada. Pero, es que al volver a pista tras el cambio de neumáticos, Raikkonen tuvo muchísimo problemas para competir con un Caterham en la recta. Algo realmente preocupante para la escudería de Maranello.

Aparte de esto, el F14T sigue teniendo problemas para aprovechar la potencia del ERS en el inicio de las carreras, algo clave para ser competitivo en las salidas. Tanto en Australia como en Malasia, Alonso y Raikkonen perdieron posiciones en las salidas.

El peso, un factor en contra

Uno de los principales problemas de Ferrari es tener un monoplaza que pesa 13 kilos más que el de Mercedes. Obviamente, esto afecta a nivel de velocidad punta y a nivel de consumo. Y, es que los italianos no sólo están por detrás en potencia, sino también en consumo. Por primera vez esta temporada, la FOM hizo públicos los datos de consumo y observamos como Hamilton yendo más de 30 segundos más rápido que Alonso, consumió un 3% menos de combustible. Pero, además, Renault y Mercedes han ganado la batalla a Ferrari en los despachos y los italianos tendrán que finalmente introducir la tapa de protección del turbo, que pesa 3 kilos más. Esto no va a hacer el coche más pesado, sino que también va a obligar a modificar el centro de gravedad del F14T, siendo un problema grave, debido a que los motores sólo se pueden tocar por motivos de fiabilidad, seguridad y reducción de costes.

Margen de mejora

Pese a todo esto, la situación de Alonso no es tan preocupante como parece. El asturiano ha conseguido poner el resto a un coche que ahora mismo no es competitivo y ahora mismo es tercero del Mundial a 19 puntos del líder, Nico Rosberg. El monoplaza es fiable y el turbo de Ferrari tiene aun mucho margen de mejora. Para Bahrein y China, no espero un gran margen de mejora, estando las fábricas muy lejos de los circuitos donde se disputarán las carerras.

Pero, sí que creo que el Gran Premio de España va a ser la primer piedra de toque para empezar a ver el nivel real de los monoplazas de esta temporada, con unas unidades de potencia nuevas que tienen mucho margen de mejora a lo largo de la temporada. Y, es que no sólo los de Maranello, ven Montmeló como el primer examen. En esa cita, Red Bull tiene pensado echar a rodar una versión B del RB10, que esperan echar a rodar en España. Y, Mercedes seguro que intentará mejorar en fiabilidad para evitar que Hamilton tenga otro susto como tuvo en Melbourne. Barcelona se presenta como el primer momento para ver el nivel real de los monoplazas.

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *