Fútbol

Japón doblega a España

Por mi edad me ha tocado vivir la ascensión continuada del deporte español: Induráin, el Dream Team de Cruyff, los Juegos de Barcelona, el baloncesto, el motor, el tenis. Infinidad de podios y de campeones hasta llegar al punto álgido de los éxitos de la “Roja” (antes llegaron las victorias de muchas “rojitas”), la única que faltaba por darnos una gran alegría. Tantas horas televisadas en directo y el contraste de unas noticias breves dentro de los telediarios. La desgracia de los llamados deportes minoritarios. Son otras disciplinas pero las mujeres no se han quedado atrás: balonmano, baloncesto, waterpolo, natación. Nombres como los de Laia Sanz, Mireia Belmonte, Gemma Mengual o Gisela Pulido merecen un lugar destacado en nuestros corazones, que no en las parrillas de la televisión.

Las últimas en proporcionarnos una alegría han sido las jugadoras de la selección nacional sub 17 en el Mundial de Costa Rica. Empezaron como acabaron, cayendo contra Japón por 2 a 0 pero fueron capaces de clasificarse segundas de grupo y superar los cuartos y las semifinales. Casi 80 minutos plantaron cara a unas niponas claramente superiores, un combinado que llegó imbatido al último partido con 21 goles a favor y sólo uno en contra. Las chicas de Jorge Vilda pueden presumir de ser campeonas europeas de la categoría. Sin embargo, Japón por ahora es inabordable. Jugarían 100 veces contra ellas y sería difícil obtener hoy en día un triunfo pero se las ha de felicitar más que a nadie.

 

Comentarista de lujo

El canal Eurosport emitía el encuentro a la 1 de la madrugada. Tuve que buscar la típica web que ofrece partidos sin pagar. La sorpresa fue que, junto a un locutor mexicano, ejercía como comentarista el gran Hristo Stoichkov. La española Nahikari García se quedó a un gol de la máxima anotadora y la guardameta Elena de Toro se dejó la piel para mantener al equipo dentro del partido. Como curiosidad, Blatter y Villar pudieron observar a dos jóvenes gemelas azulgranas, Núria y Pilar Garrote. La entrega fue máxima pero no fue posible que la defensa de Japón flaqueara. Vilda calificó lo logrado como un “éxito sin precedentes” y las crónicas hablan de una asistencia fantástica de unas 25.000 personas. Esperemos que a esta final se sume este año la presencia por primera en un Mundial de la selección femenina absoluta. El grupo de clasificación está francamente favorable y no dudamos que nuestras chicas van a persistir en su empeño por hacerse más visibles para la gente.

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *