Ciclismo

Tour de Francia 2016 etapa 7: El Aspin, el primer gran Clásico

El Col d’Aspin aparece en el Tour de Francia en la primera jornada de montaña en los Pirineos. No debería ser un gran condicionante para la carrera, pero si nos permitirá ver el estado de forma de los favoritos al llegar al macizo pirenaico. Cuenta con 12 km de ascensión en el que los corredores deberán afrontar una pendiente del 6,5%. El tramo más complicado llega en el kilómetro central, con un 9’5% de media. No es un puerto extremadamente duro en cuanto a cambios de ritmo, pero un es de aquellos que con un paso constante puede dejar fatigado a más de uno en la primera gran toma de contacto con la alta montaña.

El Tour de Francia cuenta con varios puertos míticos a lo largo de su historia y sin duda el Col d’Aspin es uno de ellos, han pasado muchas cosas en esa cota en la historia de la ronda gala y este año pueden volver a suceder.

Y mucho cuidado porque el Col d’Aspin puede ser un puerto determinante en este inicio del Tour de Francia, se corona a 7 kilómetros de la meta, por lo que vamos a ver batalla seguro entre los aspirantes a vestir de amarillo en París el último día.