Ciclismo

Nueva oportunidad para pulso entre sprinters y fuga en la Vuelta a España

Antes de que llegue el segundo y último día de descanso en la Vuelta a España nos espera una nueva etapa que puede ser complicada de afrontar para los ciclistas y en la que puede llegar a pasar de todo por las características que tiene.

Camino a Peñíscola hay 156 kilómetros de etapa, no es una jornada larga en la Vuelta a España marcada por un puerto de tercera categoría que se corona a casi 90 kilómetros de meta, pero es una bajada constante y hasta 16 kilómetros a meta no es completamente llano.

Debe ser una jornada para que se produzca una llegada al sprint pero esa bajada constante puede complicar mucho el trabajo de dar caza por lo que vamos a ver en la Vuelta a España un pulso interesante entre pelotón y fuga.