A bote pronto

Suspenso al Barça de Setién

Tercer encuentro con Setién en el banquillo y llegó la primera derrota sin paliativos, la cuarta que suma esta temporada en los desplazamientos. Solo el resultado salvó en liga el debut ante el Granada y el viaje a Ibiza en Copa del Rey.

El mal fario volvió a Valencia donde el déficit de juego tuvo correspondencia con el negativo resultado, consecuencia de unas carencias que, con el cambio nominal en el banquillo, se han acrecentado.

Quique Setién ha querido dejar su impronta a las primeras de cambio. Eso sí, utilizando en Liga los mismos nombres, pues las etiquetas de titular y suplente quedan muy marcadas en una plantilla desigual. Descontados los lesionados Dembélé y Suárez, solo el medio campo le permite alguna alternancia de nombres, al margen del protagonismo recobrado por el defensa Umtiti en perjuicio de Lenglet.

En tanto que los beneficios del cambio de sistema están por descubrir, ha llegado la desorientación de los hombres a los que se les encomienda en pleno campeonato tareas muy distintas. Sería el caso principal de Sergi Roberto, Jordi Alba, De Jong y Ansu Fati.

De los 1005 pases del Camp Nou se pasaron a los más de 900 en el ibicenco Can Misses y los 867 en Mestalla, Cifras muy altas que se vuelven un boomerang si se compara con los marcadores obtenidos. Ante el Valencia, un rival superior a los anteriores, se bajó la posesión que “solo” alcanzó un 73%.

Setién repitió su arriesgado 3-5-2 y el FC Barcelona dominó a placer los primeros compases ante un Valencia adormilado que tomaba el pulso a un rival vestido de tigre en su condición de actual campeón, pero que se muestra como un félido menor.

El primer zarpazo ché se salda con acción sancionadora de penalti de Piqué sobre Gayà, al derribarle en la emergencia. Ter Stegen conjura el peligro, en una brillante intervención, despejando el disparo de Maxi Gómez desde los once metros.

El segundo golpe de efecto se corresponde con un mal despeje de Sergi Roberto con rebote envenenado en Piqué para que salve el meta alemán sobre la misma línea. Y aún una tercera ocasión la frenó la precipitación del colegiado extremeño Gil Manzano al no aplicar una ley de ventaja que indignó a público y jugadores y que compensó célere no señalando una falta a Messi en la frontal del área valencianista.

Un 20% de posesión había bastado al Valencia para sumar las tres acciones más peligrosas de la primera mitad, en tanto que la monotonía e intrascendencia revestía el insustancial tratamiento del balón de los visitantes.

Al inicio del segundo período, una jugada de Messi propició un remate ligeramente desviado de Fati en posición de “nueve”. La réplica fue un disparo de Gómez, que topó con la cadera de Alba y desvió fatalmente la trayectoria del balón que tomó camino inexorable a la red. La suerte esquiva en la primera mitad se había tornado favorable a los chés.

A remolque de un marcador, como ya ha ocurrido en once encuentros, al FC Barcelona se le vinieron las prisas y Messi empezó a activarse, aunque su nivel de acierto distó de su promedio habitual.

El Valencia empezó a acusar pronto el cansancio y los blaugranas incrementaron la presión. El empate podía acontecer en cualquier momento, pero lo que llegó fue la sentencia local en otro desajuste defensivo que permitió al uruguayo Gómez repetir diana, justo cuando ya había solicitado el cambio.

Faltaba un cuarto de hora con el descuento y la montaña ya era inalcanzable para este débil y desorientado Barça que se había quedado sin argumentos.

Quique Setién heredó un Barça líder, aunque, muy probablemente, después de esta jornada vigesimoprimera del campeonato quede tres puntos por debajo del Real Madrid, que hoy recibe al Valladolid. Se habrá perdido un liderato mantenido desde la jornada nueve.

Tiempo habrá para analizar durante la semana este nuevo Barça que hereda los vicios anteriores y adiciona otros de nuevo cuño, por el empecinamiento del técnico de apresurar las variantes.

Un Barça muy plano se dejó los puntos en Valencia con una derrota que no se producía desde el lejano año del 2008. El equipo incrementa déficits en campo contrario donde solo suma cuatro victorias de once visitas. Quince puntos sobre treinta y tres posibles. Tres partidos con Setién en el banco y las deficiencias se acentúan, sobre la base de un temerario cambio de rumbo en pleno viaje.

Urgirá volver a mover ficha. Ahora en forma de fichaje de un futbolista que cubra la larga ausencia de Luis Suárez y su llegada será inminente. Al margen de su necesidad en el rectángulo, es una cortina de humo para la directiva. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper

www. planetaDeporte.es

 

Valencia CF 2 FC Barcelona 0, protagonistas y goles

Valencia CF: Doménech; Wass, Garay, Paulista, Gayà; Coquelin, Kondogbia, Carlos Soler (Sobrino, m.89), Ferrán; Gameiro (Rodrigo, m.59) y Maxi Gómez (Jaume Costa, m.80).

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Arthur (Arturo Vidal, m.56), Busquets, De Jong (Rakitic, m.85); Ansu Fati (Collado, m.85), Messi y Griezmann.

Goles: 1-0, m.47: Maxi Gómez, 2-0, m.77: Maxi Gómez.

Árbitro: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó por el Valencia a Coquelin (m.54), y por el Barcelona a Piqué (m.10) , Umtiti (m.44), Busquets (m.52)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 21 de LaLiga Santander disputado en Mestalla ante más de 40.000 espectadores.