A bote pronto

Solo queda Ángel

Sigue en el primer plano de actualidad el refuerzo del “nueve” que ha de afrontar sí o sí la secretaría técnica del FC Barcelona. Lo explicamos en el A Bote Pronto de ayer que titulábamos con contundencia  acerca del coste de esas urgencias sobrevenidas por una planificación deportiva desastrosa. 

Diagnosticado, generosamente y a conveniencia de los intereses reglamentarios, el tiempo de duración en la recuperación de Dembélé en seis meses, la Comisión Médica de LaLiga cubrirá en el plazo establecido de las 72 horas el trámite de validación y el FC Barcelona tendrá la autorización para cubrir la baja del delantero francés.

En el mercado abierto de enero, el RCD Espanyol formalizó la compra de la ficha de Raúl de Tomás al Benfica por unos veinte millones de euros. Jugador de la factoría de La Fábrica madridista que había triunfado en el Rayo Vallecano. En el corto período de cinco partidos con la camiseta blanquiazul, ha marcado cinco goles, a gol por partido. ¿Este futbolista, conocedor de la liga española con buenos registros técnicos y oficio de goleador, estaba en la agenda de Abidal?

Al desdeñar las compras invernales, pese a la baja ya establecida de Luis Suárez, el mercado se ha restringido al fútbol español o la bolsa de jugadores parados que incluye cualquier procedencia y nacionalidad, siempre que se cumplan los cupos reglamentarios.

Los fichajes más apetecibles desde el plano deportivo están fuera de la órbita económica blaugrana. A los improbables Rodrigo, Correa, Willian Jose, Iñaki Williams, … se unen los “imposibles” Morata, Correa, Benzema, Ocampos, …  

Esa lista quedó constreñida a cuatros nombres propios, que incluía inicialmente al brasileño de La Real, pero que se ha desvanecido por el poco interés del cuadro donostiarra de negociar los setenta millones de su cláusula y, también, por su condición de extracomunitario que cerraría las puertas al central Araujo del Barça B, cuyo concurso podría ser necesario.

La lista queda laminada a tres:

  • Lucas Pérez del Alavés, 31 años, gallego de A Coruña. Jugó en las ligas griega y ucraniana para fichar por el Depor. El Arsenal pagó su cláusula de 20 millones, donde no triunfó y recaló en el West Ham. Es un trotamundos que ahora milita en el Alavés con éxito. Ha marcado nueve goles y su cláusula, de nuevo, de veinte millones puede ser negociada a la baja y, también, con otras compensaciones.
  • Loren Morón del Betis, 26 años. Despuntó con Quique Setién en el banquillo bético. Robi prefiere a Borja Iglesias que rescató del Espanyol. En un traspaso millonario. Con una cláusula de rescisión de 60 millones de euros, suscita muchas dudas deportivas.
  • Ángel Rodríguez, 32 años, del Getafe. Es reserva de Jorge Molina, que en abril cumple 38 años. Destaca, cuando participa, por su olfato de gol y buena lectura entre líneas. Su cláusula es de diez millones de euros que podría reducirse, por las buenas relaciones institucionales, pese a que el presidente Ángel Torres, es también socio del Real Madrid. Hay intereses comunes con el Barça, que tiene a Marc Cucurella cedido al equipo azulón. 

Como se observará se trata de un parche. No hay a la vista un fichaje ilusionante y con vocación de futuro. Se trata de una operación correctora que implica el reconocimiento tácito de la mala gestión llevada a cabo. 

Este fichaje ineludible se ha de concretar antes de la visita del Éibar, inmediatamente posterior a la del Getafe de este sábado.

Curiosidades del destino. Muy probablemente, este sábado el getafense Ángel ya sea el nuevo fichaje del Barça, aunque se haga público el próximo lunes. El Barça está en situación de emergencia y no puede apurar las acotaciones temporales, establecidas en una ventana de quince días para formalizar la nueva contratación. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es