A bote pronto

Sandro Rosell y Javier Tebas

El restreno del fútbol en su nueva versión sin público no aportó más certidumbres de las previstas y el guion constató la posibilidad de su vuelta parcial para recomponer una temporada maltrecha. Eso sí, desde el control del Ministerio de Sanidad, al que las federaciones deportivas quedan sometidas.

Ese primer paso para la reanudación se dio en la reunión que convocó la presidenta del CSD, Irene Lozano con los convulsivos Rubiales y Tebas que accedieron al Palacio de Viana en su calidad de presidente de la Federación Española de Fútbol – RFEF – y presidente de la Liga de Fútbol Profesional – LFP. 

La política consiguió ese acercamiento entre dos personajes irreconciliables y tuvo mucho que ver el acuerdo de donación del fútbol de doscientos millones de euros, en razón de cincuenta por cada uno de las próximos cuatro cursos, al Consejo Superior de Deportes para su distribución entre federaciones deportivas.  

Tras la experiencia alemana, Tebas saca pecho y quiere imponer las fechas del 11 y 12 junio para el reencuentro del fútbol español, para completar las once jornadas de Liga en un desglose diario de encuentros que comprenden los siete días de la semana para que no haya solapamientos y permitan un mayor seguimiento televisivo.

Las tesis contrarias de Rubiales entran en contradicción en el nuevo escenario, además de que la cartera abierta de LaLiga le otorga a Tebas una posición de ventaja moral.

También fuera del terreno de juego, es noticia el caso Sandro Rosell (y Joan Besolí) que sufrieron en sus carnes una prisión provisional de 643 días para ser puestos en libertad sin cargos. Caso inédito de la justicia española, que denegó la petición de libertad hasta doce veces a los encausados.

Rosell concedió una entrevista a Mundo Deportivo donde ya desgranó las peripecias que sufrió y del tema se tuvo más conciencia mediática por la emisión de “Lo Évole” en el canal televisivo de “La Sexta” donde el gran periodista Jordi Évole, escudriñó al personaje aportando nuevos datos para un análisis que no deja indiferentes a nadie.

Sin embargo, antes de estas dos entrevistas, TV3, la Televisión Nacional de Catalunya, disponía de la primera entrevista con Rosell en un trabajo periodístico de una hora de duración registrado por su periodista en nómina. Víctor Lavagnini. Fue en el mes de febrero y su emisión se ha ido demorando en razones que escapan a los intereses periodísticos de programación.

En esta etapa de dura competencia, TV3 dejó escapar la exclusiva por intereses insondables, ya que los responsables han ocultado razones, amparándose en criterios de la dirección de informativos que “no alteran la tesis del documental”, pero que casi nadie compra.

Este domingo pasado, y por la presión ejercida desde fuera, se ha dado luz verde al documental. Eso sí, recluido a un horario fuera del “prime time” y con las tijeras de por medio, esas que nos transportan a la televisión en blanco y negro, impropia de un canal que ya nació en la etapa del color.  

Además de la jueza Carmen Lamela, a la que Rosell califica con énfasis y reiteración de “inhumana”, el ex presidente del FC Barcelona – que sospecha que ese cargo también jugó en su contra – acusó veladamente de que el conocido empresario Jaume Roures también está detrás de sus desventuras. 

En el ejercicio de su cargo como presidente del FC Barcelona, Rosell decidió vender los derechos de la televisión del Club, Barça TV, al grupo de Telefónica que pugnaba con Mediapro (grupo de empresas de Roures). Y se especula que aquí comenzara el desencuentro.

El Comité de Empresa de TV3 se ha alineado en favor del compañero Lavagnini y deja constancia de que no se ha emitido el documental íntegro y aporta el principal motivo del conflicto que ha llevado al periodista a negarse a firmar su trabajo, utilizando un derecho que le ampara:

“Suprimir el fragmento de una interlocutoria de la causa dictada en 2015 por la magistrada instructora de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que archivó el procedimiento de uno de los encausados: Imagina Group, matriz de la empresa audiovisual Mediapro”. 

Y no olvidan hacer mención que en el año 2018 “la filial US Imagina se declaró culpable de la participación de dos ejecutivos en un sistema de sobornos a directivos de la FIFA para obtener derechos de competiciones y pagó una multa de 24 millones de dólares con la justicia de Estados Unidos”.

También fue laminado el epílogo del reportaje que contenía una reflexión de Rosell extraída de su segundo libro “Una forta abraçada”, cuyos beneficios irán destinados a la obra del padre Paulino en la cárcel de Soto del Real.

Ni David Bassa, jefe de informativos, acusado de mala praxis, ni Vicent Sanchis, director general han ofrecido su versión.

Sin luz ni taquígrafos, una mala gestión puntual de una televisión pública, líder en Catalunya y reconocida por los méritos de sus profesionales. O así piensa nuestra pluma.

Twitter: @albertgilper 

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es