A bote pronto

El Real Madrid lo tuvo demasiado fácil

Tras el disgusto sabatino culé, la tarde dominical portó una alegría con la clasificación para la final de la Liga Endesa de baloncesto. Ganó con solvencia por 84-98 al San Pablo de Burgos y le queda el partido decisivo ante el Baskonia que se desembarazó del Valencia. Este próximo martes es la fecha para que el Barça comience a rentabilizar con títulos el fichaje estelar de MIrotic.

La esperanza de que pinchase el Real Madrid ante el colista Espanyol era una quimera y así ha resultado. Bastó un solo gol sabiamente orquestado por Karim Benzema y culminado por Casemiro para decantar un partido que solo podía tener color blanco. Esta vez, ni siquiera intervino el protagónico colegiado Mateu Lahoz.

El Real Madrid ha jugado muy cómodo, sin necesidad de apretar el acelerador y su triunfo ha sido mínimo en el marcador y en el juego. Zidane ha utilizado solo trece futbolistas, siendo Vinicius y Rodrygo los hombres de refresco. 

Con esta victoria merengue, unida al mísero empate culé, el Real Madrid se alza al frente de la clasificación con dos puntos de ventaja, cuando solo restan seis partidos para la conclusión de esta accidentada competición, lastrada como tantas actividades sociales y deportivas por el Covid 19.

Las aguas pericas estaban agitadas desde la víspera con el fulminante despido de Abelardo Fernández y la irrupción de un cuarto entrenador en el curso en la persona de Rufete, el cual es directo responsable de la confección de la plantilla en su calidad de director deportivo.

La tarde ya vino con sombras pues el Éibar un posible rival directo había vencido en el Nuevo Los Cármenes de Granada y se había distanciado del Espanyol a once puntos, misma distancia que con el Valladolid y el Alavés. A diez puntos, marca el descenso el Celta de Vigo.

Parece que se confirma el trueque a final de temporada de Arthur y Pjanic. Ambos ya han pasado satisfactoriamente las pruebas médicas de ambos clubes. Con el título por definir y con una plantilla corta, se necesita el concurso del brasileño para este rush final. Setién solo le hizo jugar en Vigo el tramo final, quizá porque el jugador tenía que desplazarse a Turín en las próximas horas y la concentración no podía ser la óptima.   

El Atlético de Simeone visita el Camp Nou este martes y será una reválida para Setién que está en el punto de mira de una afición que observa que del dicho al hecho media un trecho. Se prometía enaltecer el juego, fidelizando el ADN blaugrana.

Y en la cesta del técnico cántabro se acumulan malos resultados, poco juego, el título de Copa del Rey perdido y dos, LaLiga y la Champions League en el alero, pero con escaso optimismo de la afición. O así piensa nuestra pluma.  

Twitter: @albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es