A bote pronto

Real Madrid y la historia repetida

Quinta victoria consecutiva del Real Madrid que le mantiene en la lucha por el campeonato que lidera con buen músculo el Atlético. Volvió a contar el Real Madrid con la inestimable colaboración del estamento arbitral para llevar a cabo su objetivo de triunfo.

Ver los partidos del Real Madrid es asistir una concatenación de secuencias paralelas y, en consecuencia, el riesgo de su exposición, a modo de crónica o relato, sufre el peso de la reiteración.

Jugaban de tú a tú, Madrid y Granada y Luis Milla junior botó un libre directo sobre el marco de Courtois. Casemiro perdió la marca de Yangel Herrera que le ganó la posición y le agarró fuera y dentro del área. La señalización del penalti del brasileño sobre el venezolano pareció innegociable y más cuando el árbitro es Martínez Munuera, que señalara un penalti decisivo tan polémico en el Camp Nou en el último “clásico” al atribuir agarrón de Lenglet a Sergio Ramos.

Pero esta vez, no. Con la inestimable inobservancia de su colega Santiago Jaime Latre, que maniobraba en la Sala VOR, se permitió la continuidad en el juego, sin sancionarse la vulneración del reglamento sufrida.

Al descanso se llegaba sin registro en el marcador, no sin antes una nueva polémica en el último suspiro. Sergio Ramos bloquea a su par y el árbitro sanciona la falta y, para no amonestar con la correspondiente tarjeta amarilla al defensa, opta por pitar la conclusión de la primera mitad en una actitud definitoria. El técnico Diego Martínez le recrimina tan sibilina acción protectora hacia los intereses blancos y, como donde no hay autoridad manda el autoritarismo, es obsequiado, éste sí, con una cartulina amarilla.

En el segundo período, Asensio remata al palo en lustrado taconazo, para después conseguir un centro sensacional al que pone digno colofón Casemiro en un salto descomunal al que saca cabeza y media al tímido Vallejo y gira el cuello para asegurar el destino irrevocable a las mallas del balón.

No se amilanaron los nazaríes que siguieron ofreciendo buenas prestaciones en pos de la igualada rota por un marcador que bien pudieron inaugurarlo en el primer minuto. El francés Varane cometió con estropicio un error, del que nos tiene últimamente acostumbrados, provocando una asistencia de Soldado a Antonio Puertas, el cual remató a placer por encima del travesaño de forma indecorosa.

El veterano Jorge Molina entró en el partido en los últimos compases y su primer disparo fue repelido por el brazo de Casemiro. El VAR revisó, nuevamente a favor del viento serrano.

En los minutos basura, como acostumbra, el Real Madrid aún redondeó el resultado con un gol de Benzema que no hace justicia al buen hacer del equipo de la capital de la Andalucía Oriental.

A punto de cumplirse las veintidós horas, dirimíamos qué partido íbamos a ver a continuación, si el duelo vasco Alavés – Eibar o el duelo andaluz Betis – Cádiz, ya que jugaban en horario solapado.

Pero no podíamos sustraernos de lo acontecido en el estadio Alfredo Di Stéfano y la sensación de tomadura de pelo al volver a estar ante una adulteración del campeonato. Puede acoplarse la estrofa de la exitosa canción de Camilo Blanes Cortés, estrella alicantina de la música bajo el nombre de Camilo Sexto, para expresar un estado de ánimo:

¡Y ya no puedo más!
¡Ya no puedo más!
Siempre se repite esta misma historia.

O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetadeporte.es

planeta Deporte youtube

 

Real Madrid 2 Granada 0, protagonistas y goles

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Mendy; Casemiro, Kroos; Lucas Vázquez (Vinicius, m. 78), Valverde (Isco, m. 78), Rodrygo (Asensio, m. 37); y Benzema.

Granada: Rui Silva; Foulquier (Quini, m. 73), Vallejo (Germán, m. 84), Duarte, Neva; Milla, Eteki (Luis Suárez, m. 63), Herrera; Puertas, Soldado (Jorge Molina, m. 73) y Kenedy (Soro, m. 63).

Goles: 1-0, m.57: Casemiro. 2-0, m.93: Benzema.

Árbitro: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Mostró cartulina amarilla a Lucas Vázquez (m. 17) y Carvajal (m. 81) por parte del Real Madrid, y a Foulquier (m. 27) y al entrenador Diego Martínez (m. 45) por la del Granada.

Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta jornada de LaLiga Santander disputado sin público en el estadio Alfredo Di Stéfano del Real Madrid en Valdebebas.