A bote pronto

Rakitic, Suárez, Vidal, Rafinha y Riqui Puig

La contabilidad en el mundo del fútbol cada día resulta más inescrutable, incluso para aquellos que hemos trabajado con números. Lo es porque, a la intrínseca dificultad matemática, se une la malévola voluntad de la ocultación de datos y las medias verdades que acarrea la información difundida.

Viene a colación lo antedicho con motivo de las últimas operaciones, ultimadas o en proceso, que afectan a movimientos de salida de futbolistas de la plantilla del FC Barcelona.

Ivan Rakitic

Se cerró la operación de transferencia de Rakitic al Sevilla y se proclamó que el FC Barcelona percibía en concepto de traspaso una cantidad de un millón y medio con cinco millones más en el alero, en función de unas variables, como siempre no explicitadas, pero de alta dificultad y que tienen que ver básicamente con la obtención de títulos.

El jugador croata tenía un contrato en el Barça que expiraba el 30 de junio del 2021 por un monto muy superior a la asignación del nuevo contrato con el club nervionense. La compensación es que el nuevo contrato es por tres años de duración que, globalmente, satisface los intereses del futbolista. Sin embargo, pensamos que el Barça deberá complementar la ficha de este año al futbolista por el diferencial.

Arturo Vidal

En el caso del trasvase de Arturo Vidal al Inter de Milán, el oscurantismo es menor porque ya ha llegado a la opinión pública que el Barça satisfará este curso la diferencia económica del contrato firmado por el jugador con los lombardos. El jugador no tendrá merma económica y, además, se asegura dos años más de contrato laboral.

En el caso del futbolista chileno la operación, en su cómputo, habrá resultado deficitaria a pesar de que ingresará un millón en concepto de traspaso.  Al jugador le falta un año por cumplir de su primer y único contrato con el Barça y su amortización se prorrateó por ese tiempo trianual, por lo que resta un año en un futbolista que ya no estará en el activo del balance.

A esa amortización pendiente habrá que añadir el diferencial que le abone el Barça este curso y restar el millón percibido del Inter. Un cálculo apriorístico nos lleva a situar las pérdidas en torno a los 6-8 millones de euros.

Luis Suárez

El traspaso, auspiciado por la voluntad hecha pública por el Barça de prescindir de los servicios del uruguayo, estuvo encallado, ya que el futbolista, contrariado, exigía el cobro íntegro del año firmado. Lo cual resultaba un abuso notorio porque ya no se trataba de una compensación para preservar los derechos económicos del futbolista, sino un intento de forzar una duplicidad de ingresos.

En última instancia, parecía que el jugador había accedido a aceptar que la indemnización del Barça solo alcanzara el monto que igualara sus ingresos previstos anuales. El futbolista tiene un contrato de 18 millones de euros anuales e iba a suscribir con el Atlético un nuevo contrato con el acicate de más duración, pero que solo le aseguraba 8 millones por año. El Barça aceptaba poner esos 10 millones restantes este curso.

Sin embargo, en estas últimas horas, la directiva de Bartomeu se ha visto presionada por la opinión pública y parece que ha dado un giro copernicano y quiere incluir al Atlético en el listado de excepciones, donde figuraban los principales competidores del Barça en el ámbito estatal e internacional.

En el grupo de Facebook, Barça universal, que fundamos y administramos, colocamos en la tarde ayer una nota que está teniendo amplia respuesta a modo de comentarios:

Luis Suárez fichará por el Atlético, rival directo, y el Barça le pagará más de media ficha (10 millones sobre 18). ¿Me lo explican?

Así pues, la última hora es que todo queda en el aire y subsiste la opción a que el futbolista cumpla su contrato de blaugrana.

Rafinha Alcántara

El jugador hispano-brasileño también le queda un año de contrato y también es voluntad de la Entidad blaugrana su descarte para la primera plantilla. Con una diferencia sustancial y es que el Club ha tasado su traspaso en 16 millones de euros y las ofertas de equipos de La Premier y de LaLiga, con el Celta como principal interesado, distan mucho de alcanzar esas cifras.

Rafinha observa un trato discriminatorio y no va a poner las cosas fáciles y está dispuesto a quedarse.

Riqui Puig

El joven jugador, protegido por su padre, ha tenido una reunión en el Club y está por la labor de desoír los consejos y las premoniciones de Koeman respecto a su progresión a corto plazo en el primer equipo. Mantiene la voluntad férrea de quedarse y, en ese caso, el Barça le ofrecerá dorsal del primer equipo.

Entendemos que el vallesano de Matadepera tiene calidad para quedarse, pero ir contra la voluntad del técnico no parece el camino idóneo y la mejor respuesta al jefe que, equivocado o no, ha sido sincero y le ha expuesto sus razones.

Datos historiados

En la historia contemporánea del Barça, solo el catalán Carles Puyol y el holandés Marc Overmars han perdonado al Club importes de contratos firmados. Últimamente, los futbolistas Xavi Hernández y Andrés Iniesta también gozaron de esas prebendas.

Las exigencias de los futbolistas del Barça ponen en jaque a la directiva, víctima de la inflación del fútbol y de sus graves errores de gestión. Por su mala praxis, con contratos de larga duración por cuantías exageradas in crescendo, en disonancia con el rendimiento de los futbolistas que va a menos, consecuencia del reloj biológico.

O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es