A bote pronto

Overbooking en el FC Barcelona

Demasiados nombres pululan a la sombra del primer equipo del FC Barcelona, a día de hoy. En una plantilla donde aún se esperan altas que llevarán consigo, necesariamente, el incremento del número de bajas.

La pandemia del Covid 19 ha ausentado al fútbol de nuestras vidas, al ser impedidas las competiciones por razones sanitarias. Han sido dos meses de cerrazón total y ahora, con extremas medidas precautorias producto de un esmerado protocolo de cumplimiento obligado, el fútbol vuelve asomar en España con la apertura de los entrenamientos.

Ya la semana pasada dio el aldabonazo de salida la Bundesliga y la LaLiga aguardará un mes más. Probablemente, su retorno no será hasta el 19 de junio, en contra del parecer del presidente de la LFP, Javier Tebas, que tenía fijada la fecha del viernes anterior con un cartel estelar. Un Sevilla – Betis en la capital del Guadalquivir, que no pudo celebrar la Feria de abril. Ni casetas ni fiesta taurina y el silencio, bendecido de La Maestranza en el tercio de muleta, se extendió. muy a pesar, a todos los contornos por inanición.

Ya el país empieza a desmadejar el tinglado del confinamiento que será más visible este lunes cuando las capitales de Barcelona y Madrid accedan a la “fase uno”, que implica la controlada y mermada apertura de los bares. Será por la ocupación parcial de las terrazas, pues el acodarse a la barra deberá esperar.

Por el contrario, el descanso del balón ha correspondido con unos movimientos frenéticos de los despachos que están en plena ebullición de propuestas de transferencias. No hay liquidez y primará más el intercambio de cromos. Acéptese la expresión como metáfora sin intención despectiva, líbrenos.

La economía ha sufrido un duro revés y el mundo del fútbol es sensible a esos déficits presupuestarios. La tesorería blaugrana está particularmente débil con unos costes salariales inasumibles en las condiciones actuales. 

Las leyes del mercado obligan a pagar más al mejor. Pero el mejor, para que esté en su hábitat natural, tiene que estar acompañado con futbolistas de primer nivel que también cotizan al alza. Antes de prescindir de los mejores, la limitación de gastos puede venir por la reducción de la plantilla que se presenta saturada.

Solamente tres futbolistas pueden tener el sello de intransferibles. Son Leo Messi, Ter Stegen y Frenkie De Jong. A estos hay que añadir a cuatro veteranos, tres de ellos formados en La Masia como son Gerard Piqué, Sergio Busquets, Jordi Alba y Luis Suárez. Los cuatro tienen contrato en vigor, rendimiento alto y el Club no moverá ficha pese a sus elevados emolumentos.

Puede añadirse a Clément Lenglet, valor consagrado, que ocupa una demarcación de defensa central muy cotizada en el mercado y el polivalente Sergi Roberto. Fuera de estos nueve futbolistas, todos los demás pueden estar con la soga al cuello. Con el cartel de transferibles en intensidades variables.

Una vasta lista que están en el mercado negociador que la componen diez actuales miembros de la primera plantilla: Neto, Semedo, Umtiti, Junior, Arturo Vidal, Rakitic, Braithwaite, Dembélé, Griezmann, Arthur Melo.

En esta lista también figuran una lista de futbolistas que pueden ser traspasados para hacer caja o cedidos para que completen su período de formación: Sus nombres son: Oriol Busquets, Carles Aleñá, Rafinha Alcántara, Juan Miranda, Philippe Coutinho, Jean Clair Todibo, Moussa Wagué.

Sobre los fichajes de Francisco Trincao del Sporting de Braga, Pedro González, “Pedri”, procedente de Las Palmas y Matheus Fernandes del Palmeiras y cedido al Valladolid, donde por circunstancias administrativas no ha podido debutar, será el entrenador Quique Setién quien decida su futuro.

Y quedan seis futbolistas más con ficha del Barça B y con fundamentos futbolísticos para aspirar a completar la plantilla del primer equipo y, en caso contrario, ser cedidos. Son: Iñaki Peña, Riqui Puig, Álex Collado, Ronald Araujo, Ansu Fati y Ramón Rodríguez “Monchu”.

La suma de estos grupos reseñados nos da la cifra de treinta y cinco futbolistas, más las posibles incorporaciones que pueden llegar a tres. Aguarda una severa depuración numérica.

En este largo repaso descartamos a Arda Turan que, cedido a su país, acaba este 30 de junio su contrato que le liga al FC Barcelona. También a Marc Cucurella, porque el Getafe ya ha anunciado que hará uso de la cláusula de compra de los derechos federativos por seis millones de euros. Aquí solo cabe aspirar a un beneficio económico porque, si el equipo sureño de Madrid lo traspasa, el FC Barcelona tiene derecho a un 40% del monto del traspaso. 

Para completar este repaso, cabe consignar al futbolista Emerson de Souza, que ha jugado este curso en el Betis y le queda una temporada más, para que el FC Barcelona pueda reincorporarlo a la primera plantilla, satisfaciendo el importe de seis millones de euros, más una plusvalía adicional. El futbolista puede entrar en una operación a terceros para beneficio equitativo de ambas entidades que se reparten sus derechos al cincuenta por ciento.

Estos son los datos objetivos, sin entrar en el detalle de operaciones en marcha para no caer en vanas especulaciones. El tiempo ofrecerá las realidades. O así piensa nuestra pluma.

Twitter: @albertgilper 

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es