A bote pronto

Mediocridad exasperante del Barça

En positivo, solo cabe constatar la victoria que le mantiene alejado, pero en distancia razonable para seguir aspirando a un título que su juego desmerece.

Este Barça ramplón repitió siete titulares de la hecatombe de Lisboa. Son momentos difíciles y a Koeman le cuesta, más de lo previsto, sacudir las alineaciones inyectando piezas nuevas. Con relación al descalabro de Lisboa, hasta siete titulares repitieron titularidad. El malhadado partido frente al Bayern en los octavos de la pasada edición de la Champions League sigue siendo un punto de inflexión.

Sin embargo, sí cabe constatar que el técnico holandés, agitó el dibujo para parecerse más al tradicional 4-3-3, con Busquets como pivote único y De Jong incrustado en el interior por la banda derecha.

El equipo de Paco López jugó sin complejos, disputando el balón a lo largo del rectángulo, dejando a la luz las miserias blaugranas, un cuadro inconsistente atrás, mecánico en la sala de máquinas y sin fe en el remate final.

Ante ese fútbol de siempre, cansino y previsible, el Levante consiguió las dos primeras aproximaciones con peligro al área local. Una clarísima con De Frutos ante Ter Stegen que salvó la manopla del alemán. En el último tramo del primer período el Barça pareció salir del letargo y subió el acelerador a medio gas.

Koeman se desesperaba en el banquillo y buscó el antídoto a la ineficacia a la hora de juego con la inclusión del ilusionante Pedri en lugar de Busquets, que con este partido igualó las 593 participaciones de Carles Puyol, en una estadística que encabezan Xavi, Messi, e Iniesta. Ya al descanso había retornado a su patrón tradicional del 4-2-3-1.

Este Barça tan frágil necesita transformar sus oportunidades, como las que tuvo Lenglet en los minutos 21 y 66. En la primera desaprovechó un despeje del guardameta Aitor Fernández para disparar a dos metros de una puerta vacía por encima del travesaño y en la segunda oportunidad desaprovechar un centro templado de Messi en el lanzamiento de una falta para volver a rematar alto sin oposición. 24 horas antes, el madridista Casemiro sí que aprovechó un resbalón defensivo para enviar el balón dentro del marco atlético.

Cuando se juega en la red, en la precariedad futbolística, la eficacia para aprovechar las ocasiones juega un papel preponderante.  Y en ese listado de frustraciones cabe citar a Coutinho que desaprovechó un disparo franco en el minuto 51 con una rosca fallida y Braithwaite en el minuto 71, que cabecea en solitario muy desviado un balón que llevaba marchamo de gol.

Se alcanzaba el último cuarto de hora con el marcador inamovible, cuando volvió a aparecer el astro Messi, el cual volvía a estar activo en la motivación, pero desacertado en sus intentos. Le falta esa punta de velocidad y precisión que dejaba atrás a los rivales y lleva tiempo que en lanzamientos a pelota parada no transforma. Aunque con menos, sigue marcando diferencias.

Braithwaite porfía por un balón que gana en el medio campo con ayuda de Griezmann y De Jong transita el balón hacia Messi que deja correr en la vertical del marco sin perder excesiva centralidad lo que le permite conectar un zurdazo imponente con la potencia y colocación requerida para que el balón supere al guardameta. Como en los viejos tiempos, un gol salvador de bella factura y con el grado de dificultad al alcance de los elegidos.

La victoria no estuvo asegurada hasta el pitido final, pues este Barça de cristal aún ofreció debilidades. Saltó al césped Umtiti como tercer central y por unas manos enganchadas al cuerpo del francés, flotó la incertidumbre de la señalización de un penalti que el VAR, con justicia, desestimó. Y aún hubo un remate final atajado con seguridad por Ter Stegen.

Lo mejor fue el resultado que permite seguir vivos … o que la agonía siga un proceso lento. En miércoles y sábado repite el Barça en el Camp Nou y se espera que Koeman inyecte savia nueva a un equipo sin ritmo de alta competición. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetadeporte.es

planeta Deporte youtube

 

FC Barcelona 1 Levante 0, protagonistas y gol

FC Barcelona: Ter Stegen; Dest, Araújo, Lenglet, Alba; Busquets (Pedri, min.58), De Jong; Messi, Griezmann (Umtiti, min.89), Coutinho (Trincao, min.70); y Braithwaite.

Levante: Aitor Fernández; Coke (Miramon, min.67), Postigo, Vezo, Clerc; Melero (Sergio León, min.82), Malsa, Vukcevic (Radoja, min.67), De Frutos (Son, min.82); Dani Gómez y Roger Martí (Morales, min.67).

Gol: 1-0, min.76: Messi.

Árbitros: Ricardo de Burgos Bengoetxea (comité vasco). Mostró tarjeta a Vukcevic (min.41), por parte del Levante. De Jong (min.49), Braithwaite (min.87) por parte del Barcelona.

Incidencias: partido de la decimotercera jornada de LaLiga Santander disputados sin público en el Camp Nou.