A bote pronto

Un Madrid sin pólvora

En la segunda jornada empezó la liga para el Real Madrid que visitó Anoeta con discreción absoluta. Mientras, Barça, Sevilla y Atlético aguardan una semana más.

Un campeonato necesariamente asimétrico por la situación de excepcionalidad sanitaria, pero que conlleva el descontrol del aficionado al observar la tabla de clasificación y deber de tener en cuenta los partidos jugados de uno y otro equipo para valorar en su justa dimensión las puntuaciones obtenidas.

Real Sociedad 0 Real Madrid 0

El resultado de empate a cero castiga el poco acierto de ambos equipos en un partido que fue de más a menos, consecuencias del bajón físico de los protagonistas. La diferencia de calidad entre los porteros Remiro y Courtois hizo temeer que podía inclinar la balanza.

El portero donostiarra salvó la papeleta con sus nervios e inseguridades, pero sin repercusión en el marcador, en tanto que el belga tuvo una actuación prodigiosa al sacar, al final de la primera parte, con la punta de la bota un balón rematado por Isak que parecía inapelable su destino a la red madridista.

La falta de gol del Real Madrid se colige de una delantera con Rodrygo y Vinicius de titulares, que son escopetas de feria y un Benzema que recordó sus antiguos episodios de nulidad rematadora.

Movimientos en la plantilla del Barça

Resuelta la salida de Rakitic al Sevilla, afectan a nombres propios como Riqui Puig, Carles Aleñá, Pedri, Semedo, Arturo Vidal, Luis Suárez, Moussa Wagué, Todibo, Rafinha Alcántara, Umtiti y Junior Firpo.

Riqui Puig Koeman fue sincero, advirtiéndole del poco protagonismo que podía tener este curso y proponiéndole una cesión para que pueda estar en activo como aconseja su edad. Medios cercanos al jugador se refieren a la poca disposición del joven futbolista, moralmente tocado.

Carles Aleñá y PedriKoeman no ha tomado una determinación con ellos, por lo que su presencia en la primera plantilla esta temporada 2020-21 aún no es segura.

Nelson Semedo – Prácticamente está cerrado su traspaso al Wolverhampton, popularmente conocido como Wolves. El monto se eleva a 35 millones de euros, más unas variables por definir.

Arturo Vidal – El chileno ya ha pasado la jornada en la ciudad lombarda de Milán. Firmará por el Inter y con una cifra de traspaso simbólico de un millón fijo, al que se añadirá alguna variable de difícil ejecución.

Luis Suárez – Públicamente la Juventus de Turín ya ha anunciado su renuncia al fichaje, achacando problemas de pasaporte. Queda la opción de La Premier o el Atlético de Simeone, en ambos casos el Barça tendrá que ceder de sus pretensiones y pagar parte de la alta ficha. Hay la posibilidad que se quede en la plantilla.

Moussa Wagué – El senegalés será cedido por segundo año consecutivo. Esta vez el destino es el campeonato griego para enrolarse en el Paok de Salónica.

Jean-Clair Todibo – El francés será cedido o traspasado. La pretensión inicial era obtener una cifra de traspaso de 25 millones (costó solo uno pagado al Toulouse). Habrá que moderar a la baja y el Benfica puede volver a estar al acecho de esta transacción.

Rafinha Alcántara – No se concreta ningún traspaso y puede volver al Celta a un precio inferior al pretendido. Lo quiere el entrenador céltico Óscar García.

Samuel Umtiti – Se le busca equipo, pero su rodilla maltrecha lo impide. Ha quedado desvalorizado en el mercado. Su largo y oneroso contrato es una losa.

Junior Firpo. El brasileño sigue en el mercado sin que se concreten ofertas. El destino debería ser el scudetto y recuperar los 18 millones de euros invertidos.

Como se observará, queda mucho trabajo en las oficinas blaugranas a solo una semana que se estrene en la liga ante el Villarreal en el Camp Nou. Sin duda, un grave inconveniente para Ronald Koeman que hasta última hora no tendrá la plantilla perfilada. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es