A bote pronto

Con el Madrid más de lo mismo

El título de liga más cerca del Real Madrid. Lo tiene a dos victorias o a una y dos empates. Hoy ha ganado por dos discutidos goles al Alavés en estadio Alfredo Di Stéfano.

Es el Alavés el peor equipo de la liga en su fase de reanudación, pues solo consiguió la victoria en el segundo envite de la “nueva normalidad” que correspondía a la jornada vigésimo novena. Lo demás han sido derrotas.

La estadística del Real Madrid ofrece números totalmente opuestos sumando ocho triunfos consecutivos. Un pleno de veinticuatro puntos que le disparan hacia el título. En este caso el mérito está más repartido por la aparición de agentes extra deportivos que han cuestionado todas estas victorias, excepto el partido frente al colista en el RCD Stadium de Cornellà.

Frente este mediocre Alavés, a costa del cual Mallorca y Leganés suspiran por salvar la categoría,  la polémica ha continuado. El nuevo entrenador del equipo de Gasteiz no ha podido  modificar la dinámica del partido.

Solo fue un espejismo, pero en el tercer minuto Joselu remata al travesaño y un segundo remate lo salva Varane sobre la línea de gol. El encuentro tuvo dominio blanco, aunque la falta de intensidad  de los locales procuraron algunas ocasiones peligrosas que conjuró Courtois.

Llegó el minuto diez y Ximo Navarro efectúa una imprudente entrada sobre Mendy en la vertical de la línea del área grande. Con vista de lince, el colegiado Gil Manzano señala el camino de los “once metros”. En ausencia de Ramos, es Benzema quien transforma el habitual penalti y eleva su cuenta goleadora a dieciocho.

En el minuto 24 hay un pisotón que parece intencionado a Lucas Pérez que cae lesionado y se produce un peligroso contragolpe del Real Madrid. La infracción no fue advertida, por lo que tampoco hubo la correspondiente sanción disciplinaria.

En ese accidentado primer tiempo se lesionaron dos protagonistas del único gol de la primera parte, Navarro y Gil Manzano. El futbolista tuvo que ser sustituido durante el juego y el trencilla aguantó con un vendaje hasta el descanso, para permutar su puesto en la reanudación con el cuarto árbitro, Rodríguez Carpallo.

En el segundo período, se produce una doble acción dudosa de fuera de juego que acabe en gol de Asensio. El joven colegiado anula el tanto atribuyendo fuera de juego de Benzema, autor de la asistencia. Sin embargo, esta vez sí que interviene el VAR y corrige al juez de de la contienda, apreciando que el defensa Laguardia podía estar más rezagado.

Un penalti por leve contacto y sobre la vertical de la raya perimetral del área y un gol en posición dudosa de fuera de juego han vuelto a nutrir de argumentos a quienes piensan que la moneda siempre case del mismo lado.Dos jugadas fronterizas que generan dudas y que se resuelven a favor de los intereses de la casa blanca. Más de lo mismo, quieran o no quieran reconocerlo la cohorte mediática blanca.

Un partido gris y aburrido que se acabó con este dos a cero que confirma la tendencia estadística. El Alavés solo suma un gol en los últimos seis encuentros y el Real Madrid acumula imbatido cinco partidos.

Con solo 64 goles le ha bastado al Real Madrid para alcanzar 80 puntos. Rara avis que un líder tenga más puntos que goles a favor.  El segundo clasificado, el FC Barcelona tiene 76 puntos y 79 tantos a favor.

Este sábado juega en Pucela el Barça frente al Valladolid y es su obligación exprimir las últimas posibilidades de dar alcance al líder. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Barça universal, grupo de facebook

www.planetaDeporte.es