A bote pronto

Liderazgo blanco bajo sospecha

Se cumplieron las previsiones pesimistas, sobre las que Gerard Piqué fue el primero en significarse sobre la misma hierba del estadio Ramón Sánchez Pizjuán el pasado viernes cuando el FC Barcelona no pasó del empate.

Esta noche en el Reale Arena de Donostia el Real Madrid tenía que ganar para recuperar el liderato perdido ante el Betis en la última jornada celebrada en el mes de marzo, antes de la pandemia del Convid 19 que nos condujo a tres meses de asueto.

El Real Madrid era favorito ante un rival que había empeorado en la reanudación sus prestaciones hasta marzo. Venía el cuadro de la Castellana reforzado por ese empate con sabor a derrota del Barça en Sevilla y obtuvo el premio excesivo de una victoria alineada con las irregularidades en la aplicación de un reglamento laxo en función del color de la camiseta.

Aquí en www.planetaDeporte.es ya hemos escrito sobre los arbitrajes que le procuran los colegiados catalanes al Real Madrid. La compilación de datos nos refiere un trato de favor que recoge la estadística y documentación. El Colegio catalán de Árbitros podría estudiar el caso por si hay alguna razón que opere en el subconsciente.

En esta trigésima jornada la tendencia se ha acentuado y las incidencias se han multiplicado y han validado el resultado.

El Real Madrid había ganado al Éibar y a Valencia con el piloto rojo que denunciaba el primer gol en fuera de juego ante los eibarreses y un gol extrañamente anulado a los chés. En ambos casos, cuando el marcador registraba el empate inicial.

Gerard Piqué ya había advertido que esta liga no se podía ganar, que recordaba las declaraciones similares de Pep Guardiola, el año de los cien puntos del Madrid de Mourinho. Tras este encuentro, las insinuaciones del barcelonés recobran actualidad y refuerzan el argumento. 

Hubo tres jugadas muy polémicas que tuvieron el denominador común de que las decisiones arbitrales favorecieran los intereses del Real Madrid y de que se inhibiera el VAR presidido por Martínez Munuera

Por orden cronológico:

  • Minuto 48. Vinicius penetra y dispara trompicado fuera del marco. Estrada Fernández cree ver que Diego Llorente derriba al brasileño. No se advierte en ninguna repetición. Ramos marca el penalti.
  • Minuto 69. Gol anulado a la Real Sociedad. Un gran disparo de Adnan Januzai supera a Courtois, pero el árbitro interpreta que Merino, en fuera de juego, distrae la atención del guardameta y anula el tanto.
  • Minuto 70. Benzema controla un balón entre el brazo y el hombro antes de rematar a gol. El trencilla, señala gol y por tercera vez el VAR da por buena la decisión del trencilla.

Tres decisiones muy polémicas, sobre todo la primera más decisiva que fue ese penalti fantasma que creyó ver Estrada Fernández, el cual podría remitirse al militar francés Bertrand Duguesclin: “Ni quito ni pongo rey (líder) pero ayudo a mi señor (Real Madrid/ Enrique de Trastamara). 

O así piensa nuestra pluma.

Twitter: @albertgilper 

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es