A bote pronto

Leo Messi ya golea a pares

Segunda participación del Barça en el nuevo curso, repitiéndose el escenario del estadio Johan Cruyff y guarismos en el marcador. El 3-1 frente al Nàstic tuvo duplicidad con el tanteo frente al Girona.

Si en el primer partido Koeman repartió minutos escrupulosamente, alineando formaciones distintas en cada tiempo, frente al Girona concedió sesenta minutos a los primeros elegidos y media hora a nueve futbolistas alternativos, pues Neto y Araújo jugaron el partido completo.

Persistió el técnico en el dibujo del 4-2-3-1 y ya se adivinan unos cuantos nombres fijos, aunque la plantilla no está todavía perfilada.

Pero debemos guiarnos por la realidad del momento y, en esa tesitura, nos encontramos que Neto será el encargado de cubrir la baja médica de Ter Stegen; que Sergi Roberto le vuelve a ganar la partida a Semedo; que el tándem Piqué-Lenglet se aventura el eje defensivo titular, mientras Araújo ofrece solvencia como primera alternativa; que Alba, con las pilas recargadas no tiene rival que le haga sombra.

Busquets, De Jong y Pjanic pugnarán por los dos puestos de pivote que ha diseñado el técnico con más números para el holandés y con Aleñá al acecho.

A partir de aquí, hay abundancia de jugadores creativos en la zona de tres cuartos, donde por jerarquía y calidad Leo Messi tiene plaza asegurada. Jugarán por dentro, Coutinho, Griezmann, Riqui Puig y Pedri. 

El juego exterior estará encomendado a Trincao, Dembélé, Fati e, incluso al juvenil Konrad de la Fuente, que se advierte una progresión meteórica y que iniciará la temporada en el filial.

Con Luis Suárez que si sí o si no, y con Brigthwaite de transferible, falta la pieza atacante referencial del tablero. Si la precariedad económica no permite acometer un fichaje como Lautaro, Depay o Lukaku, la solución pasa por recatar al uruguayo o cambiar el modelo.

Frente al Girona, Koeman ha jugado con un “falso nueve” que ha marcado dos goles en los primeros cuarenta y cinco minutos. No es otro que Leo Messi. Con menor fortuna, probó a Griezmann ante el Nàstic.

La lesión inoportuna de Ansu Fati ha privado de probar al bissauguineano en la posición central más avanzada, emplazamiento que no le es extraño, pues ha jugado en las etapas de cadete y juvenil con éxito manifiesto.

Rueda el balón y se renueva la ilusión. Brillan dos nombres propios que se corresponden con los jóvenes Trincao y Pedri que ya enamoran a las primeras de cambio. El luso ha dispuesto de una hora y el canario de media hora que ha ido suficiente para dejar un sello de calidad indeleble. La comparativa con Iniesta es todavía atrevida a día de hoy, pero no es una osadía. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es