A bote pronto

La promoción gratuita a “Benzema”

El Real Madrid dio la vuelta a la clasificación de la liga en la novedosa fase de la reanudación, tras un parón de un trimestre, consecuencia del Covid-19.

En este tramo final y con el reglamento modificado consiguió arrebatar al Barça el primer puesto y erigirse campeón, con la incidencia decisiva de los arbitrajes y el VAR que la prensa deportiva no localista ha denunciado.

Sin embargo, no era suficiente este título de liga, a la espera de que el Manchester City haga buena la ventaja obtenida en el estadio Santiago Bernabéu y elimine de la Champions League al Real Madrid.

La maquinaria blanca se puso en juego para promocionar al futbolista Karim Benzema, de 32 años (diciembre, 1987) para el trofeo del “Balón de Oro”. Pretendían que sustituyera en el trono a Leo Messi, que lidera el ranking con seis galardones y acaba de firmar su séptimo trofeo Pichichi como máximo goleador de la liga española.

Les ha salido rana, porque France Football ha suspendido esta edición del año 2020 por poderosas razones: “Sería injusto elegir un ganador teniendo en cuenta las diferentes circunstancias a las que se han visto sometidos los futbolistas”. La campaña ha quedado abortada por una razón de peso, que no contemplaba el entorno mediático blanco, conocido popularmente por “la caverna”.

Benzema abandonó su papel auxiliar con la marcha de Cristiano Ronaldo y ha sido el referente goleador de un Real Madrid que solo consiguió marcar setenta goles en el campeonato, una media inferior a dos goles por partido. De ellos, el francés de origen argelino marcó 21 y sumó ocho asistencias de gol.

Muy lejos de las estadísticas individuales de Leo Messi que lidera los rankings de goles con 25 dianas, de asistencias de gol contabilizando 21, de los duelos individuales ganados con 273 (una clasificación en la que Benzema ni aparece entre los 75 primeros), entre otros.

Leo Messi ha jugado el 84% de los minutos de la liga que han sido suficientes para superar los registros de Karim Benzema que acumuló el 92% de los minutos. En Copa del Rey, la diferencia es más notable, pues mientras Messi marcó dos goles y dio dos asistencias en dos encuentros, Benzema contabilizó un gol y una asistencia en tres partidos.

Frente a la elocuencia de estos números, que simplificamos para no convertir un artículo de opinión en unos cuadros estadísticos, se argumenta que el equipo de Benzema ganó el título, sin querer valorar que el “Balón de Oro” se trata de un premio individual.

Cierto es que el francés ha realizado una excelente campaña, mejorando sus estadísticas y ha sido el referente del ataque blanco que ha sumado dieciséis dianas menos que los blaugranas.

Benzema y la selección francesa

Su etapa internacional finalizó de mala manera en el año 2015, por las acusaciones en el “caso Valbuena”, por un presunto chantaje al compañero de selección del que aún no hay resolución firme.

El caso es que el seleccionador Deschamps no convocó más al jugador y obtuvo el beneplácito del presidente de la Federación gala, Noël Le Graët. El técnico llegó a decir del futbolista que “cometió una estupidez como un burro” y el directivo presagiar que Benzema no volvería a jugar con la selección” y que ratificó en declaraciones de hace unos meses.

El sainete continúa y Le Graët ha valorado en positivo la campaña del jugador con el Real Madrid, pero éste, resentido, ha dejado car en las redes: “Prefiero reírme”.

No le fue nada mal a Francia la etapa post Benzema, pues el equipo nacional se proclamó campeón del mundo de selecciones con otros líderes como Griezmann, Mbappé o Giroud, con los cuales no parece que Benzema tenga buena sintonía personal. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es