A bote pronto

La importancia creciente del arquero

En nuestra edición de ayer en A Bote Pronto, comentamos la importancia capital de los porteros en el nuevo concepto futbolístico que les ha incrementado las prestaciones. Ponderamos las grandes virtudes de Ter Stegen que destaca en el juego de pies, tan reconocido ahora como argumento ofensivo que nace desde la portería propia. 

Refiriéndonos a los arqueros, en esta fase de asueto de las competiciones por triste causa mayor, es obligado referirnos al último partido que presenciamos antes del parón, que se corresponde con los octavos de final de la Champions League entre el Liverpool y el Atlético en el estadio de Anfield

Los “reds” debían superar un marcador mínimo en contra de un 1-0, renta que obtuvo el conjunto madrileño en el estadio Wanda Metropolitano. Es un margen menor, pero que la estadística demuestra que resulta suficiente en algo más de un sesenta por ciento de las ocasiones.

El Liverpool, vigente campeón de Europa y líder destacado en La Premier League, es una máquina de hacer fútbol, al menos lo ha sido en la primera mitad de la temporada en donde ha arrasado a los rivales. Sin embargo, inició una curva descendente. Quizá, la abrumadora ventaja obtenida en el torneo doméstico le llevara a una relajación.

Pero más allá de esta constatación, la eliminatoria se decidió por la desigual aportación de los guardametas en el partido de vuelta. Ya, en la ida, se había significado Oblak con un gran trabajo que permitió que no marcaran los ingleses.

En Alfield no pudo estar bajo palos el portero titular del Liverpool, Alisson Becker y resultó una baja sustancial que decantó la eliminatoria. El curso pasado el brasileño fue garante de su portería ante Leo Messi y compañía. cimentándose una victoria por 4-0 que eliminó al Barça de Valverde, con consecuencias para los blaugranas que aún se perciben en diferido.

Le sustituyó el español Adrián San Miguel, que estaba, a inicios de curso, semi retirado y entrenaba en un equipo de la regional andaluza. Le rescató el equipo inglés en un gravísimo error de cálculo de los técnicos, que no valoraron la importancia de un guardameta suplente de garantías.

Cuando, tras mucho picar piedra, los ingleses habían conseguido revertir la eliminatoria al inicio de la prórroga, situándose en un 2-0 que les otorgaba la clasificación para cuartos de final, el portero español regaló un balón por el centro a Joao Félix que operó raudo con Marcos Llorente que envió el balón a la red de un disparo lejano.  Un gol que volvía a poner a los atléticos con la eliminatoria a favor, por mor del doble valor de los goles en campo contrario.

Remataron la faena el propio Llorente y Morata con otros disparos postrimeros en la media distancia, el último al palo del portero. Tres acciones en las que el guardameta local se mostró absolutamente transparente.

Por el contrario, en la otra área, el arquero Jan Oblak realizó hasta nueve intervenciones de gran mérito que mantuvieron vivo a su equipo, ampliamente superado en el juego de campo. 

Ya llueve sobre mojado en el Liverpool. En la Final del año 2018, Loris Karius tuvo una actuación garrafal contra el Real Madrid y fue decisivo para que el Liverpool no ganara la orejona. Además, de la lesión temprana de Mohamed Salah que le llevó a la enfermería, producto de una brutal y escandalosa entrada de Sergio Ramos que quedó sin sancionar.

Los porteros dan y quitan partidos, igual que el delantero centro. Sin embargo, la cotización del goleador es mucho mayor. Aunque, poco a poco, se está cobrando conciencia de la importancia de tener a buen recaudo la portería propia, para proyectarse a la victoria desde ese bastión.

En tiempos actuales, los grandes arqueros cotizan al alza y se producen traspasos millonarios entre clubes y contratos a los futbolistas en línea a ese monto económico. Lo sabe Ter Stegen al plantear sus exigencias dinerarias para aceptar una ampliación del contrato que le liga con el FC Barcelona.

El esloveno Jan Oblak, para muchos el mejor portero del mundo, fue el gran artífice del pase atlético a cuartos. La cruz estuvo en la otra portería.O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es