A bote pronto

La derrota del filial es otro revés para el Barça

Nos alegra que la capital de la comarca del Vallés Occidental recupere representación en el fútbol profesional con el ascenso a Segunda A del Centre d’Esports Sabadell. Lo habíamos escrito en las redes sociales que, como catalanes, valorábamos como más interesante para el país la victoria arlequinada.

Ha resultado un atípico y precipitado final, bajo la fórmula de eliminatorias directas entre los equipos mejores clasificados de la fase regular que acabó en la jornada 28. En estos play-offs el C.E. Sabadell ha vencido al Atlético de Madrid B, a la Cultural Leonesa y al Barça B, mostrándose un equipo sólido, aguerrido y experimentado, de la mano de su entrenador Antonio Hidalgo, técnico que acumula muchos años en La Masia blaugrana.

En el ranking histórico del fútbol español el CE Sabadell está clasificado en la trigésimo tercera posición, habiendo completado 14 temporadas en la División de Honor, la última en el curso 1983-84 y 43 temporadas en la División de Plata, la última datada en el curso 2014-15.

Ojalá sea un paso hacia la Primera División. Recordamos su etapa en que ya militó en los años sesenta, a futbolistas como Lluís Pujol, Palau, Vall, Torrent, Sertucha, Borrás, Montesinos y tantos otros que firmaron las mejores páginas de la historia del cuadro de La Nova Creu Alta, estadio municipal inaugurado en 1967.

En este partido final, el Sabadell ha sido justo vencedor. Concatenó tres oportunidades de gol en la primera fase del partido. Sin embargo, quien marcó fue el Barça B por mediación del capitán Monchu en el lanzamiento de una falta directa que no encontró rematadores ni atajadores.

En el segundo período, los goles de Aleix Coch y Néstor Querol le dieron la victoria al Sabadell. Pudo empatar el Barça por mediación de Akieme pero fue invalidada la acción al apreciarse influencia posicional previa de un compañero.

Se perdió el partido, se esfumaron los deseos de conseguir el ascenso y se lesionó Ronald Araujo que contaba para jugar la Champions League con el primer equipo. Estamos ante un curso marcado, que solo una proeza en el torneo europeo nos puede desmentir.

El propósito del Club era el ascenso. Había una motivación económica de diez millones de euros por ingresos extras. Sin embargo, se prescindió del concurso de Ansu Fati y Riqui Puig que habrían apuntalado el equipo, atendiendo los deseos de Quique Setién, en controvertida decisión que nosotros ya desaprobamos días pasados. Por aquello que vale más pájaro en mano, que ciento volando.

Este nuevo revés alterará la programación del Barça B. El presidente Bartomeu ya afirmó que Riqui Puig, Ansu Fati y Ronald Araujo tendría dorsal del primer equipo. Sin embargo, habrá que buscar soluciones para otros futbolistas como Iñaki Peña, Monchu, Collado, Hiroki Abe y Ilaix Moriba que la Segunda B les queda pequeña. Y nosotros añadiríamos a Cuenca y Akieme. Se abrirá el proceso de cesiones para que algunos prosigan el proceso formativo sin retrocesos.

Cayó el Cornellà

Con gran dignidad quedó eliminado el equipo verde que, tras superar dos eliminatorias muy difíciles ante el Atlético Baleares y el Terrassa, se las vio con un equipo de mucho cuajo como son los “orelluts” del Castellón. Bastó un solitario gol de Ortuño marcado en el ecuador de la primera parte.

Muchos aficionados acariciaban un derbi en Cornellà entre el Espanyol y el equipo local, cuyos estadios prácticamente están juntos. O así piensa nuestra pluma.

Moltes Felicitats al Centre d’Esports Sabadell!

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es