A bote pronto

Justo castigo al mal juego

España ha perdido una oportunidad pintiparada para destacarse en la clasificación del Grupo D (o cuarto) de la Liga de Naciones. No obstante, mantiene el liderato con siete puntos, aventajando en un punto a Alemania, que salvó un empate en casa ante Suiza (3-3) y queda igualada con Ucrania. En último lugar, los helvéticos que quedan descolgados con solo dos puntos. En noviembre, La lucha se resolverá el próximo mes de noviembre, donde las selecciones volverán a tener triples compromisos, para desesperación de los clubes.

Este mal resultado producto de un mal juego en general, disipa el buen recuerdo que se tiene de la plaza de Kiev, escenario donde “la roja” se proclamó campeona de Europa en el año 2012. Era referente la visita de Alemania saldada con la victoria por 1-2 de los germanos.

Luis Enrique ha trabajado con un grupo de hombres bastantes transversales en cuanto a la valoración de sus prestaciones, aunando más juventud que veteranía. Ha gestionado el grupo el seleccionador globalmente sabiendo que el pack de la convocatoria estaba compuesto por tres partidos, el primero de ellos amistoso. Al final, se han producido todos los resultados posibles de la quiniela. Se empató ante Portugal, se ganó a Suiza y se ha perdido ante Ucrania.

En el juego de esas rotaciones, Luis Enrique eligió a sus hombres bajo criterios más amplios de los que puedan derivarse de la búsqueda de la competencia máxima para la fecha en concreto. El asturiano alineó a: De Gea; Navas, Ramos, Pau Torres, Reguilón; Canales, Rodri, Merino; Adama, Rodrigo y Ansu Fati.

El seleccionador convino una alineación clásica del 4-3-3, con Rodrigo centro delantero convencional, Adama Traoré pegado a banda y con Ansu Fati en la izquierda con mayor libertad de movimientos para jugar por dentro y facilitar las subidas de un Reguilón, tremendamente impreciso en la combinación.

La ausencia de Busquets hizo mella en la cohesión del medio campo y en otras posiciones también dio la sensación de que los elegidos observaban un nivel inferior a otras opciones.

España tuvo oportunidades de inaugurar el marcador, pero a Croacia se le escatimó un penalti clarísimo cometido por Jesús Navas al zancadillear a Oleksandr Zubkov, jugador que milita en las filas del Ferencvaros y que veremos este miércoles en el Camp Nou en partido de Champions League frente al FC Barcelona.

En el segundo período, España no mejoró y los cambios, aunque justificados por las bajas prestaciones de los sustituidos, no mejoraron el nivel medio. Y en el minuto 76 llegó el gol de Tsygankov que decidió el match.

Con esta derrota, se pone fin a una racha de dieciséis partidos de “la roja” invicta sin perder. Ocurre desde que en noviembre de 2018 sucumbiera en terreno balcánico ante Croacia por tres goles a dos, despidiéndose de la Final Four de la UEFA Nations League.

Lo mejor fue la presencia permitida de público, aunque solo fuesen veinte mil personas. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es

Planeta Deporte youtube