A bote pronto

Florentino Pérez mintió a los socios del Real Madrid

La procelosa contabilidad del Real Madrid de Florentino Pérez ha dado una nueva muestra con el descubrimiento a la luz pública de los números reales de la operación de traspaso del jugador belga Eden Hazard de los bleus del Chelsea londinense.

Dos diarios belgas, Het Laatste Nieuws y La Dernière Heure, han destapado los números reales de la transacción económica, un sesenta por ciento por encima de las cifras publicadas.

Florentino Pérez ha vuelto a enredarse con las cifras, propio del oscurantismo en que se mueve en sus movimientos mercantiles. Pasó con Gareth Bale, del que dio a conocer un coste de 91 millones de euros para establecerlo por debajo del divo Cristiano Ronaldo que había alcanzado los 94 millones, superando el record establecido por Zidane de 77 millones. También la prensa, en este caso la inglesa, descubrió el pastel, pues el coste del galés fue de un mínimo de 101 millones, que algunos observadores elevan a 111 millones de euros.

La casualidad, en forma de intento de estafa de la empresa coreana AFC Tubize SA, ha descubierto la última gran mentira conocida. Aprovechando la similitud de nombres, esta empresa coreana quiso pasarse por el club belga, AFC Tubize ASBL y cobrar los derechos de formación que ascendían a ochocientos mil euros, en tres plazos.

Al parecer, se consumó el cobro del primer plazo y la denuncia de la entidad belga al no percibir la asignación siguiente ha puesto sobre la luz esta impudicia mayor por ocultación. El Real Madrid habría actuado evitando la acción judicial y se desprende que duplicando el pago primero que no llegó al destino correcto.

Los números actualizados de la transacción, según la documentación, se elevan a 160 millones de euros y supone el fichaje más caro de la historia del Real Madrid. Un jugador que estaba a un solo año de la conclusión de su contrato y que este próximo enero cumplirá ya la treintena. Este montante se desglosa en tres plazos: Una primera cantidad de 40 millones de euros en 2019, una segunda de 56 millones en 2020 y la tercera de 64 millones de euros en 2021.

Eden Hazard firmó un contrato que le liga al Real Madrid hasta el 30 de junio del 2024 y con unos emolumentos globales que alcanzan los 14 millones de euros netos por temporada.

Con muchos contratiempos físicos, que le han apartado de la actividad deportiva, el futbolista no ha cubierto expectativas y ha comprometido a Zidane, su máximo valedor. Por si fuera poco, el jugador está concentrado con Bélgica, desoyendo los consejos del Real Madrid que pretendía controlar su puesta a punto desde Valdebebas, como ocurriera con Odegaard y Modric que dejaron plantadas a sus selecciones respectivas de Noruega y Croacia.

Resulta muy triste observar como la prensa local madrileña mira hacia otro lado y apenas se refiere a este escándalo financiero que esconde unos pagos por valor de sesenta millones de euros.

El poder de Florentino Pérez es omnímodo y le permite controlar la información publicada, que desvía su atención a más de seiscientos kilómetros para elucubrar sobre el affaire Messi y el FC Barcelona. Demasiados micrófonos amordazados en el entorno madridista.

En situaciones políticas distintas, a la práctica Florentino Pérez ejerce el mismo poder que Santiago Bernabéu. Lejos del pluralismo que acontece en el FC Barcelona donde hay referéndum, elecciones presidenciales con varios aspirantes y hasta mociones de censura al presidente. ¡Bienvenida esta ducha de democracia blaugrana! O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es