A bote pronto

El FC Barcelona lidera Europa

Otra victoria concluyente del FC Barcelona en Europa que se suma a las últimas en LaLiga, lo cual confirma la recuperación el equipo blaugrana en la “era Koeman”. No debe desmerecerse al rival magiar, que estuvo a punto la jornada precedente de puntuar en Turín frente a la Juventus.

Koeman sigue repartiendo minutos para extender las prestaciones de la plantilla. En Budapest faltaron siete titulares: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Pedri, Messi, Coutinho y Ansu Fati y se dispensaron minutos al resto de titulares: Lenglet, Jordi Alba, Sergio Busquets y De Jong.

Pese al trasiego de nombres, el equipo inicial tenía empaque en toda su composición lineal. Algunos románticos de la cantera, notaron a faltar de inicio a Riqui Puig y Aleñá que luego tendrían participación, como también Junior y Konrad de la Fuente. Sin embargo, por razones puramente deportivas, el entrenador no les llevó a engaño y los canteranos sabían que su papel en la plantilla tenía ribetes de secundarios.

Este Barça sumó su quinta victoria europea, lo que supone en la puntuación el pleno: Quince de quince. Único caso en esta edición de la competición y que ratifica el liderazgo de los blaugranas, que llevarán catorce temporadas siendo primero en la liguilla (incluso una derrota en casa por 0-2 ante la Juventus no impediría el primer puesto). Lleva marcados dieciséis tantos y solo han encajado dos.

Desde el pitido inicial del colegiado, el Barça ofreció sus mejores registros, con presión alta, dinamismo en los movimientos y presencia con el balón como argumento. Ejerció un dominio acaparador y sentenció el partido con un gran primer tercio que se tradujo en el score con el 0-3 que sería definitivo.

En una semana, ante Dinamo, Osasuna y Ferencvaros, el Barça consuma tres vitorias totalizando trece goles manteniendo a cero su marco, lo que permite consolidar el proyecto del entrenador y, todo ello, incorporando más efectivos a la causa.

La primera incursión de Dest con centro rematado por el danés, ya dio cuenta fehaciente del marco que iba a desarrollarse el encuentro. Los goles no tardaron en llegar en los minutos 14, 20 y 28 minutos. El primero de Griezmann, que resolvió un centro del muy activo Alba de forma tan artística como efectiva, utilizando la espuela como recurso mortífero. El francés ya ha marcado en tres partidos consecutivos, dos años después.

El segundo gol lo firmó Brigthwaite al rematar de primera un centro templado de Dembélé. Su cuarto gol en tres partidos, ocupando su posición natural de “nueve”, lugar donde en la plantilla no hay recambio natural.

El propio danés provocó un penalti al ganar un balón por velocidad y forzar la entrada por detrás in extremis del defensa. Recogió el balón y se lo cedió a Dembélé, en justa correspondencia al detalle que tuvo para con él Coutinho en el partido liguero. El francés marcó el tercer gol desde los once metros con solvencia enviando el balón al palo contrario de la estirada del cancerbero húngaro.

Como no podía ser de otra manera, el Barça bajó el acelerador en el segundo acto y el marcador permaneció inamovible, aunque ambos equipos dispusieran de oportunidades. Principalmente el equipo catalán, con un Dembélé eléctrico que dejó el sello de sus excepcionales cualidades en jugadas de gran calidad, solo al alcance de los elegidos. Lástima que no coronara su brillante participación con un tanto de jugada, con la nueva oportunidad que dispuso en los compases final donde recogió por velocidad un magnífico pase en profundidad de Riqui Puig para superar al portero con una vaselina que salió desviada por poco.

Las tarjetas de amonestación también las acumuló el FC Barcelona. Fueron tres, las dos primeras provocadas por Somalia que fue zancadilleado en sendas acciones por Busquets y Griezmann y la tercera se asignó a Trincao que. en signo de impotencia por su nuevo mal partido, entró por detrás sin tocar balón a Laidouini, incorporado al juego pocos minutos antes.

Concluyó la quinta jornada de la liguilla de la Champions League, con la única victoria del Barça, entre los representantes de LaLiga. Al empate doméstico que compromete al Atlético que deberá puntuar en Salzburgo, se unieron las derrotas sin decoro del Real Madrid ayer y del Sevilla hoy que fue humillado por el Chelsea por un 0-4 que deja en mal lugar a los hombres de Lopetegui. Sevilla FC y Real Madrid se verán las caras en el estadio Sánchez Pizjuán este fin de semana, en un encuentro de derrotados en busca del desagravio. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetadeporte.es

planeta Deporte youtube

 

Ferencvaros 0 FC Barcelona 3, protagonistas y goles

Ferencváros: Dibusz; Botka, Blazic, Frimpong, Dvali, Heister (Lovrencsics, min. 64); Isael, Sigér (Laidouini, min. 64), Somália (Kharatin, min. 81), Uzuni (Baturina, min. 71); y Nguen (Mak, min. 71).

FC Barcelona: Neto; Sergiño Dest, Mingueza, Lenglet (Aleñá, min. 65), Jordi Alba (Junior, min. 46); Sergio Busquets (De Jong, min. 46), Pjanic; Trincao, Griezmann (Riqui Puig, min. 65), Dembélé; y Braithwaite (Konrad de la Fuente, min. 80).

Goles: 0-1, min. 14: Griezmann. 0-2, min. 20: Braithwaite. 0-3, min. 28: Dembélé, de penalti.

Árbitro: Aleksei Kulbakov (BLR). Mostró cartulina amarilla a Busquets (min.30), Griezmann (min. 53) y a Trincao (min. 70)

Incidencias: Partido de la quinta jornada, grupo G, de la Liga de Campeones disputado en el Puskás Aréna de Budapest.