A bote pronto

Descanso para Gil Manzano

El árbitro extremeño de la localidad de Don Benito, Gil Manzano, arbitró en la jornada novena el Valencia- Real Madrid, saldado en favor de los locales por un amplio score de cuatro goles a uno. En el partido, el colegiado señaló, por primera vez en la historia del Real Madrid, tres penaltis en su contra.

Tres penas máximas de las que solo puede ofrecer alguna duda la cometida por Marcelo. Estaba escrito que el Real Madrid y su amplio soporte de propaganda trataría de desviar la atención poniendo el acento en el árbitro por delante de la debacle blanca en una actuación deplorable.

Gil Manzano saltó al campo de Mestalla muy presionado, pues su designación causó hondo pesar en el valencianismo que le recordaba pasadas actuaciones nefastas para los intereses chés y la sospechosa estadística a favor del Real Madrid. El caso, es que, por esta vez, Gil Manzano no se escondió ante las dos flagrantes manos en el área blanca y aún tuvo arrestos para señalar la posible falta del brasileño en una tercera acción y pulverizar estadísticas.

No puede quejarse el Real Madrid de Gil Manzano con los datos en la mano, con amplísima ventaja de penaltis a favor. Es el equipo más favorecido por el extremeño en la señalización desde los once metros. No sería el caso del Valencia que aún recuerdan, por ejemplo, el desmayo de Modric ante Parejo en el Real Madrid 2-Valencia 1, en liga en el año 2017.

Dos meses antes, en un Villarreal- Real Madrid, Gil Manzano fue cazado por el fotógrafo saliendo del estadio de La Plana Baixa con una gran bolsa del Real Madrid que contenía regalos promocionales blancos, en una exhibición pública cuanto menos grosera. En ese partido, tuvo incidencia capital para el remonte merengue, un penalti indicado a la zaga del submarino amarillo por unas manos inevitables que en el reglamento de hace tres años no se sancionaban.

En su localidad natalicia, todo el mundo reconoce los afectos hacia el Real Madrid del colegiado, que le vienen de cuna. Con sus errores favorables al Real Madrid, unidos a los funestos arbitrajes padecidos por su rival directo el FC Barcelona, han dado pie que se extiendan sospechas de favoritismo.

Esta vez, Gil Manzano sucumbió a la presión del Valencia y los tres penaltis le pueden pagar un peaje. De momento, esta jornada décima ha quedado exento de las designaciones. Sin embargo, la coartada es válida pues viene de arbitrar el Gales – Finlandia de la Liga de Naciones y se le concede descanso, de igual manera que al trencilla Del Cerro Grande que arbitró el Grecia – Eslovenia en la misma competición.

Debemos pues, aguardar una semana para saber si al colegiado le pasan factura los tres penaltis señalados en contra del Real Madrid, más allá de las críticas, muchas al dictado, de los medios madrileños.

En esta jornada décima el Real Madrid visita al Villarreal y las designaciones no son tranquilizadoras para el conjunto castellonenese: Àrbitro: Alejandro Hernández Hernández (C. Las Palmas) y en el VAR, Guillermo Cuadra Fernández (C. balear).

El partido cumbre de la jornada se disputará en el Wanda Metropolitano y los colegiados designados han sido José Luis Munuera Montero, árbitro de campo (C. andaluz) y en el
VAR, Ricardo De Burgos Bengoetxea (C. vasco).
De este último, recela el barcelonismo por pasados yerros importantes.

O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es

Canal de youtube de Planeta Deporte