A bote pronto

Barça y Madrid sin peso en “la roja”

La última convocatoria de Luis Enrique para la selección nacional demuestra que las aportaciones de futbolistas del FC Barcelona y del Real Madrid ya no son ni esenciales ni mayoritarias. Ha pasado solo una década que “la roja” se proclamó en Sudáfrica campeona del mundo y las diferencias son más que notables.

Aquel equipo resultaba un Barça reforzado diezmado por la ausencia del argentino Messi, el cual años antes bien pudo elegir la selección española en su condición de poseer la doble nacionalidad. En su fuero interno, quizá se haya arrepentido, considerando sus problemas con la albiceleste y la comparativa con el ídolo Diego Armando Maradona, llevado a los altares por el triunfo mundialista en Méjico 86.

En el equipo más titular de Vicente del Bosque solo se incrustó al catalán Joan Capdevila, militante en el Villarreal, entre los elegidos. Eran siete futbolistas del Barça: Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Pedro, Villa e Iniesta (Cabe consignar que Villa acababa de fichar por los blaugranas y los méritos deportivos los había acumulado defendiendo la camiseta ché del Valencia). El Real Madrid aportó a Casillas, Ramos y Xabi Alonso.

En la actualidad, los jugadores titulares en los equipos punteros de LaLiga y aptos para ser seleccionados son minoría. Generosamente tres en el Real Madrid, si otorgamos tal condición a Asensio que acompañaría a Carvajal y Sergio Ramos. Por parte del FC Barcelona, podrían ser cinco: Sergi Roberto, Piqué, Alba, Busquets y Ansu Fati.

De estos ocho futbolistas cabe descontar a Piqué que causó baja voluntaria en la selección y a Alba que no parece de la devoción del seleccionador que, incluso en la emergencia por la lesión de Gayà, ha estimado convocar a Cucurella. Y en esta ocasión, de esta reducida lista, se han caído por lesión Carvajal y Ansu Fati, teóricos titulares.

Quedan solo cuatro nombres, de los cuales dos están en los últimos coletazos, Busquets (32) y Ramos (34), mientras que Sergi Roberto y Asensio son jugadores de complemento prescindibles.

De tal suerte que a nadie pasó desapercibido que en el partido amistoso jugado frente a los Países Bajos no hubiera representante alguno de los “dos grandes” en el equipo titular. Tónica que seguirá con probabilidad en estos dos partidos oficiales frente a Suiza y Alemania que se jugarán en estas fechas reservadas por la UEFA. Solo el capitán Ramos tiene su puesto a buen recaudo.

Obviamente, Luis Enrique lo tiene más difícil que Del Bosque. Los futbolistas de Barça y Madrid del decenio glorioso, que se habían erigidos titulares en unas plantillas de élite formadas por muchos jugadores foráneos llegados a golpe de talonario, tenían un nivel superior a los actuales. Si antes había futbolistas sobresalientes, ahora hay un grupo amplio de calidades parejas que ofrecen un rendimiento notable. De ahí tan amplio contingente de nombres y mutaciones en la agenda de los técnicos.

De aquellos nombres de Sudáfrica solo sobreviven Ramos y Busquets, donde el primero acumula más méritos desdoblándose en ataque que en su función intrínseca de defensa y el de Badia ha perdido tono físico, lo cual reduce su rendimiento. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es

Canal de youtube de Planeta Deporte