A bote pronto

El Barça sí estará en Lisboa

No fue fácil, pero el FC Barcelona adquirió el billete de Lisboa merecidamente ya que, en su totalidad, el empate en San Paolo y la victoria en el Camp Nou reflejan la superioridad catalana, en una competición a la que llega imbatido a la improvisada Final Eigth.

El Covid 19 nos alejó de nuestra localidad del Camp Nou para recluirnos en el sofá doméstico para presenciar un partido competido, donde el Nápoles opuso resistencia antes de acabar doblegado.

Quisieron sorprender los hombres de Gennaro Gattuso y dieron el primer aviso al comienzo con un remate franco de Mertens al exterior del palo aprovechando una indecisión de Piqué. Fueron minutos iniciales de zozobra que concluyeron con el gol local. Una excelente combinación Alba con Suárez que deja pasar el esférico y con Messi de rematador para lucimiento de Ospina que despeja a córner. Lanzado por Rakitic es rematado por Lenglet de potente testarazo, en una acción en la que también participa Piqué y se producen mutuos contactos que bien pudieron sancionarse como falta en ataque.

El abrazo entusiasta de Messi al goleador fue preludio de la toma de mando del argentino que amplió el marcador en una acción individual solo al alcance de los privilegiados. Se fue de todos los defensores con ayuda de los rebotes y antes que interviniera Manolas conecta un potente tiro de rosca ajustado al palo largo, cuando perdía la verticalidad.

El árbitro Cüneyt Çakir anuló un segundo gol al pibe. Fue un balón, dibujado por De Jong desde la transversalidad, que recibe para amortiguar con el pecho, eludir a Mario Rui y salvar la acción del portero sin dejar caer el balón al piso. El VAR atribuyó unas manos imperceptibles tras el primer control.

Otra vez Messi fue protagonista al robarle la cartera a Koulibaly que midió mal el espacio y encontró en el camino la pierna de Messi en lugar del balón. Incomprensiblemente el turco tardó Dios y ayuda en sancionar la clara acción con la pena máxima. Afectado por el fuerte impacto, Messi cedió la responsabilidad del lanzamiento a Luis Suárez y el uruguayo estuvo diligente.

Un penalti inocente de Rakitic al filo del descanso volvió a meter en la eliminatoria a los italianos. En la segunda mitad, los hombres de Setien jugaron con una marcha menos y fueron conservadores para mantener el resultado favorable.

El partido tuvo claroscuros en la calificación individual de los hombres de Setién, aunque tuvo el denominador común de la entrega y el esfuerzo ímprobo de todos ellos. Destacaron, sobretodo, Messi y De Jong y también fueron piezas fiables, Lenglet, Piqué y Sergi Roberto por encima del resto.

El técnico cántabro no sorprendió y tanto la alineación como la táctica fue la previsible, con Messi de engarce y la dupla Suárez – Griezmann jugando por dentro. En ese concepto futbolístico, no tuvieron cabida las jóvenes revelaciones Fati y Puig, en su día sacrificados y que les impidió asistir al Barça B en su lucha fallida por el ascenso a Segunda A.

Estamos en una fase de curso resultadista, por lo que se cotiza más el fondo que la forma. Siendo inexorablemente así, vale la pena destacar unos registros elocuentes que marcan la regularidad y grandeza de la Institución del FC Barcelona. Es el único equipo que jugará por decimotercer año consecutivo los cuartos de final de la Champions League.

Este dato, se acompaña al de ser el único equipo que ha jugado todos los años, sin interrupción, torneos europeos desde que se instauraron en los años cincuenta. A título individual, Leo Messi ya es el futbolista que ha marcado a más equipos europeos, al superar, con el gol ante el Nápoles, la igualada a 34 tantos con Cristiano Ronaldo.

En la Final Eigth de Lisboa el Barça jugará contra el Bayern el próximo viernes 14. El único duelo de campeones permisible entre los clasificados. En pro de la victoria, los blaugranas necesitarán optimizar más y mejor los recursos ante los alemanes.

El equipo está escaso de efectivos para este “rush” final y la proeza pasa por la mejor puesta en escena de Leo Messi y sus lugartenientes principales.

O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper

Facebook: Barça universal

www.planetaDeporte.es

FC Barcelona, 3 Nápoles 1, protagonistas y goles

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Sergi Roberto, Rakitic, De Jong; Suárez (Junior Firpo, min. 90+2), Griezmann (Monchu, min. 84), Messi.

SSC Nápoles: Ospina; Di Lorenzo, Manolas, Koulibaly, Mario Rui; Fabián Ruiz (Elmas, min, 79), Demme (Lobotka, min. 46), Zielinski (Lozano, min. 70); Callejón (Politano, min. 70), Insigne (Milik, min. 79) y Mertens.

Goles: 1-0, min. 10: Lenglet. 2-0, min.23: Messi. 3-0, min. 45+1: Suárez, de penalti. 3-1, min. 45+5: Insigne, de penalti.

Árbitro: Cüneyt Çakir (TUR). Mostró cartulina amarilla a Zielinski (min. 60) y a Luis Suárez (min.90+2).