A bote pronto

Barça y Espanyol juegan un derbi desigual

Vuelve LaLiga en la jornada que clausura la primera vuelta del campeonato. Se adelantaron al viernes dos partidos que acabaron en sendos empates. El gris Valladolid no pudo pasar de la igualada en Pucela ante el CD Leganés, que con el “vasco” Aguirre en el banquillo ha alcanzado nuevos vuelos en su aspiración de eludir el descenso.

Tampoco el Sevilla FC, fuerte en los desplazamientos, pero débil en casa, pudo doblegar al Athletic Club que tiene en su baluarte defensivo su mejor arma (solo 13 goles encajados en 19 partidos disputados) y que ha salido imbatido en su doble visita consecutiva al estadio Santiago Bernabéu y al estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

No obstante, el cuadro andaluz conserva la tercera plaza y los vascos continuarán pugnando por los puestos que conducen a Europa.

Para hoy sábado están programados los cuatro partidos que corresponden a los equipos que deben disputar la semana próxima la Supercopa de España en Arabia. Al mediodía, el Valencia recibe al Éibar, en tanto que el Real Madrid se desplaza a la vecina población de Getafe. Por su parte, el Atlético recibirá en el Wanda Metropolitano la visita del Levante.

El partido cumbre del día va a cerrar la jornada y se corresponde con el derbi barcelonés. El líder Barça visita Cornellà-El Prat para enfrentarse al colista Espanyol que estrena su tercer entrenador en el curso, Abelardo Fernández.

Valverde y Abelardo tienen mutuo pasado en el equipo rival y ello da un punto más de morbo a la confrontación. Por novedosa, llama la atención ver lucir la camiseta blanquiazul al “PituAbelardo, después de enfundarse la zamarra culé durante ocho años defendiendo, con gran dignidad, sus colores. Pero la gran profesionalidad del asturiano no está puesta en duda.

Valverde ha tenido fácil la confección de la convocatoria. Va con todos los disponibles, salvo los lesionados Ter Stegen, Arthur y Dembélé y los proscritos, a voluntad propia, Wagué y Todibo. Incluye a Arturo Vidal por intereses deportivos, al margen de su litigio con el Club por asuntos económicos y cuya reivindicación ha perdido el jugador en primera instancia.

Precisamente Todibo puede cerrar la cesión al Milan, cuyos comisionados han venido a buscarlo a Barcelona. Seguirá los pasos de Aleñá, sin que esté previsto alguna incorporación compensatoria, más allá de la puntual utilización de los jugadores del filial, caso de ser requeridos.

El “txingurri” duda sobre la participación precipitada de Messi y Suárez, con solo dos entrenamientos, después del regreso intercontinental. La importancia de los puntos en juego y la gestión que haga de la Supercopa de España, torneo menor pero que tiene el aliciente de enfrentar a los mejores, marcará su agenda prioritaria.

Quizá convenga que los sudamericanos estén en la recámara y su participación dependa del juego. O más bien del resultado que, como ha reconocido el técnico astur, es lo más importante. Lo mismo opinaría Valverde, aunque no lo pueda exponer porque los más puristas sacarían punta del mensaje.

Lo que está fuera de toda duda es que el líder, para imponer su condición, deberá igualar la intensidad del rival que aún celebrará una sesión preparatoria esta misma mañana.

Son estos partidos que el aficionado no perdona una dejación en cuanto a entrega y pundonor Lo saben más que otros, futbolistas como Piqué, Busquets y Alba, o los recién llegados Carles Pérez y Ansu Fati, que han jugado derbis desde las categorías inferiores.

El curso pasado el resultado fue de cero goles a cuatro, con dos goles de golpe franco directo de Leo Messi, uno a cada escuadra de la portería defendida por Diego López. Antecedente que sí tendrá en cuenta la defensa blanquiazul, que puede verse estigmatizada en su intento de evitar faltas en las zonas de peligro.

El pronóstico es que el Espanyol se dejará la piel en pos de la victoria, pero no debe ser suficiente para sumar puntos ante un rival que aspira al cetro europeo. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es