A bote pronto

Un Barça deprimente jugó con fuego

Bastaron tres días para enterrar los brotes verdes que surgieron en el Camp Nou. Setién necesita de un tiempo para implementar con éxito su metodología de trabajo y otro tanto los jugadores para su asimilación.

Consciente de los pocos efectivos que dispondría para el ataque el equipo ibicenco entrenado por Pablo Alfaro, el nuevo técnico blaugrana diseñó una defensa de tres, en el que solo el central Lenglet tenía oficio defensivo acreditado, si bien expuesto a un ritmo de velocidades limitado. En ese dibujo arriesgado, aunque el rival milite en la Segunda División B, se requería de los jugadores una intensidad y concentración óptimas. Y no se dio.

No se había cumplido el minuto diez, cuando Neto, como es sus tres apariciones anteriores, encajaba un gol. Fue una incursión por la banda izquierda con centro atrasado. Un pasivo Riqui Puig espera el balón sin advertir la anticipación de Javi Pérez que dispara para rebotar el balón en un compañero y complicar la lenta reacción del cancerbero brasileño.

Una primera parte en que los locales disfrutaron de dos oportunidades más de marcar. En una, la jugada de gol es anulada por un empujón previo del delantero a Lenglet para hacerse con el control del cuero y, en la otra, es el poste que salva los muebles en primera instancia y, posteriormente, Neto en una brillante intervención tras el rechace de la madera al producirse un segundo remate. 

En contrapartida, los barcelonistas firmaban una primera mitad ignominiosa, donde el meta local fue un espectador más. El eclipse fue total y lo menos malo era la derrota parcial mínima.

Con la charla técnica en el tiempo de descanso, el equipo mejoró algo en actitud para acaba revertiendo el marcador en la fase de descuento, lo que evitó la prórroga. Para ello, contó con el debilitamiento físico de los locales, sometidos a un esfuerzo titánico.

Era el momento de las figuras. En el ecuador del segundo acto, De Jong filtra un balón espléndido a la espalda del defensa Mariano que recoge en posición de “nueve” Griezmann para disparar ajustado, a balón corrido, al poste natural del guardameta. El segundo gol a las acaballas, tuvo también la firma del ex atlético que recogió una asistencia de Alba para cruzar el balón al palo largo.

Fueron dos aguijonazos brillantes del francés que marcaron las diferencias. Entre goles, hubo una acción de penalti sobre Ansu Fati muy nítida que el árbitro González Fuertes no quiso considerar. El defensa se desentendió de balón y arrolló al joven bisauguineano cuando penetraba con ventaja en el área. No hay actuación del VAR hasta la próxima ronda.

Al margen de las experimentaciones que necesitan el poso del tiempo, en el análisis individual de los futbolistas blaugranas, advertiremos la razón de los apuros y del chance real que tuvo el equipo local de alcanzar la proeza de la clasificación.

Consignamos que Neto, que acabó lesionado con un esguince de tobillo, encajó otro gol que no pareció imparable. La defensa flojeó en el ayer capitán Sergi Roberto, titubeante en los nuevos conceptos como auxiliador del central, en Lenglet que notó a faltar a Piqué y estuvo lento en la corrección y en Junior, un fichaje que no aprovecha sus oportunidades.

En el medio del campo, Rakitic volvió a flojear por tercer partido consecutivo, De Jong fue el más aseado y Riqui Puig no encontró nunca la posición y estuvo remiso en el gol encajado. 

Arriba, a Carles Pérez le faltó engarce y desborde, Ansu Fati fue de menos a más y Griezmann solo apareció en los goles, pero en los que tuvo participaciones de mucho mérito, tanto en su capacidad de desmarque como en las finalizaciones.

En el cómputo del partido, la actuación del Barça fue decepcionante. Sin embargo, a Setién se le apareció la vena resultadista y empezó a contradecirse de su discurso primigenio. Admitió errores, pero dio una imagen de conformidad. Quizá la procesión iba por dentro, en pleno proceso de gestión del duelo por el juego deprimente de sus pupilos. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper

www. planetaDeporte.es

 

UD Ibiza 1 FC Barcelona 2, protagonistas y goles

UD Ibiza: Germán; Kike López, Gonzalo, Mariano Gómez, Grimá; Javi Pérez, Nuñez, Javi Lara (Sibo, min. 76); Caballé (Carbiá, min. 85), Rodado (Mendoza, min, 72), Raí.

FC Barcelona: Neto; Semedo, Lenglet, Junior; Sergi Roberto, De Jong, Rakitic (Arturo Vidal min. 81), Riqui Puig (Arthur Melo, min. 70); Ansu Fati, Griezmann, Carles Pérez (Jordi Alba, min. 58).

Goles: 1-0, min. 9: Javi Pérez; 1-1, min. 72: Griezmann; 1-2, min. 94: Griezmann.

Árbitro: González Fuentes (Comité Asturiano). Amonestó a Kike López, Mendoza, Sibo y Grima, del Ibiza; y a Ansu Fati, del Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio municipal de Can Misses ante 6.445 espectadores, el máximo del aforo del recinto ibicenco ampliado Unos mil aficionados presenciaron el encuentro en una pantalla gigante en el pabellón de Es Pratet.