A bote pronto

El VAR rescata al Real Madrid

La polémica estaba servida desde antes de la fecha del encuentro. Una supuesta lesión del árbitro designado, el polaco Szymon Marciniak, llevó a la UEFA a una permuta y adjudicar el arbitraje al esloveno Damir Skomina, previsto para presidir el VAR. Un cambio de papeles que levantó las primeras suspicacias, como no podía ser menos si está el Real Madrid de por medio.

El éxito del VAR, menor en la liga española por mal uso, llevó a la UEFA a modificar su criterio de diferimiento e instalarlo ya en esta edición de la Champions League en la fase de eliminatorias. Llegaba el Real Madrid como protagonista benefactor de este recurso tecnológico en su último partido de liga, con decisiones desde la sala-jaula de Las Rozas, que propiciaron su victoria ante el rival tradicional ciudadano y sus reticencias habían desaparecido. Hasta su capitán, cambió de registro y se erigió defensor de la herramienta.

En clave europea, está visto que con VAR o sin él, el debate en torno a los arbitrajes al Real Madrid tiene ataduras largas y aplicaciones a medida que descartan el “pret-à- porter”. Corría el minuto 37 de juego y, por fin, el abrumador dominio del Ajax obtenía el fruto del gol. Fue una jugada que quedó retratado el meta Courtois en una falsa salida que originó el remate limpio de cabeza de Tagliafico.

El colegiado esloveno señaló el centro del campo, pero a instancias de su compañero polonés, revisó la jugada y cambió la interpretación y, con ella, el signo del partido. Nadie entendió nada, comenzando por los comentarios televisivos del madridista Valdano y, el no menos blanco, el locutor Martínez. A través de la red social del twitter la UEFA daría una explicación que no se corresponde con la visualización de las imágenes: “En el minuto 38 del partido de ida entre Ajax y Real Madrid, un gol de cabeza de Nicolás Tagliafico fue anulado tras la revisión del VAR. El árbitro detectó que un compañero de Tagliafico, Dušan Tadić, estaba en posición de fuera de juego e interfería con el portero, impidiéndole jugar o poder jugar el balón, mientras se realizaba el cabezazo. Esto estaba en línea con el protocolo VAR, por lo que el gol se anuló correctamente y se decretó un libre directo por el fuera de juego”.

Quedaba flagrante el mal uso del instrumento tecnológico, al no respetarse la decisión primigenia en una jugada de índole interpretativa. El VAR se excedió en su función con un benefactor directo y reiterativo en la historia pretérita, sin estos aplicativos.

Se llegó al descanso con ese injusto empate a cero, que no reflejaba la enorme superioridad vertida sobre el césped por los jovencísimos futbolistas holandeses.

La segunda mitad se desarrollaba bajo el mismo signo hasta que, al filo de la hora de juego, un pase de Reguilón permite una penetración de Vinicius y una asistencia a Benzema que remata con precisión a la red. Una jugada que da brillo a la pareja atacante y deja en evidencia al lateral que se deja comer los espacios en una posición más favorable.

Los jugadores ajacied acusaron el sinsabor de la injusticia de un marcador que no reflejaba sus superiores méritos y bajo esa zozobra, el Real Madrid se recompuso y con el viento a favor, firmó unos minutos de tranquilidad, hilvanando alguna jugada larga que le proporcionaba el control del juego.

Sin embargo, la bestia despertó y los jóvenes cachorros volvieron a hurgar en la débil línea defensiva blanca, donde solo Ramos, rodeado de tres canteranos, estaba a nivel superior. Llegó el gol local de Ziyech, completando una jugada colectiva.

Los ilusionados holandeses fueron en busca de la victoria de forma alocada, descuidando las posiciones defensivas y, en superioridad numérica en ataque, Asensio recogió en el segundo palo un centro de Carvajal para marcar el gol de la victoria. La jugada se inicia en una recuperación en falta clara de Lucas Vázquez sobre De Jong que el permisivo colegiado pasa por alto, que el VAR revisa y no atiende, aplicando, esta vez, los principios básicos de no incidir en las jugadas de interpretación libre.

Frenkie de Jong vio en sus propias carnes como las gasta el que será su rival en la liga española en los próximos años. Solari le dedicó una atención especial y puso bajo su control al “Balón de Oro” Luka Modric. Ambos se auto anularían las tres cuartas partes del match, hasta el tramo final que declinaron los marcajes.

El Real Madrid ha dado un paso de gigante para pasar a cuartos de final, ante un Ajax brillante pero bisoño, que hace solo tres semanas había encajado seis goles ante el Feyenoord, y ganado solo uno de sus últimos cuatro partidos, militando la Eredivisie seis puntos por detrás del líder P.S.V.

El capitán Ramos se provocó una tarjeta a conveniencia, que le dejará limpio a partir de cuartos de final, en el caso muy probable de la clasificación merengue. Así lo reconoció y esa sinceridad le debiera suponer un castigo mayor, pues esas estrategias están penalizadas por los organismos europeos y el Real Madrid sabe de ello.

En el Johan Cruyff Arena de Amsterdam se estrenó en la Champions League el VAR, con sus primeras decisiones para la polémica que favorecieron los intereses deportivos y económicos del Real Madrid. Parece que el guion estaba escrito. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper