A bote pronto

Valverde con la confianza renovada

Una pregunta incómoda, por contumaz y persistente, latía en cada rueda de prensa o en cada evento, en que juntos o por separado, Josep Maria Bartomeu y Ernesto Valverde hacían su aparición. No era otra que sopesar las posibilidades de continuidad del técnico para el próximo curso 2019-2020.

Ayer, 15 de febrero, presidente y entrenador hacían público el acuerdo de continuidad al que habían llegado unas semanas antes. Se produce en el momento álgido de la temporada, cuando el Club está inmerso en las tres competiciones. En las vísperas de la reanudación de la competición de la Champions League en su fase de octavos de final, cuando el equipo ha sufrido tres empates consecutivos que han recortado su primacía numérica en la LaLiga y ha quedado en desventaja, por la igualada a un tanto en el Camp Nou, en el partido de ida de la eliminatoria de semifinales de la Copa del Rey que le enfrenta al Real Madrid.

La Junta directiva ha infundido una dosis de confianza a su empleado destacado, cuando todo está abierto al éxito o al fracaso. Se ha anticipado a los acontecimientos valorando el registro pretérito de su primera temporada conclusa con la consecución del “doblete” estatal, lo cual tiene un mérito de mayor dimensión que el constatado. Quizá, por ser el único equipo que disputa las competiciones españolas en alcanzar dos “tripletes”.  Al inicio de su segundo año, se ganó en Tánger la Supercopa de España, “barriendo” al Sevilla FC con un 5-0 inobjetable.

Esta renovación del entrenado y su equipo de colaboradores proveerá una mayor tranquilidad al grueso de la plantilla, al romperse cualquier atisbo de interinidad. La plantilla, con Leo Messi a la cabeza, se ha postulado siempre a favor del técnico, con el que se ha establecido una complicidad respetuosa, en una gestión de los recursos humanos excelente de Valverde. En este nuevo año, se han producido declaraciones de halago de futbolistas, además del capitán, tan significados como Suárez, Rakitic, Piqué o Alba.

Sin menoscabar su autoridad, pero sabiendo la influencia y el predicamento de las grandes figuras, Valverde ha gestionado la plantilla con grandes dosis persuasivas, de forma muy dialogante y sabiendo escuchar al grupo, con un equilibrio emocional para trascender a una plantilla de jóvenes idolatrados y millonarios.

En el debe de Valverde queda el reproche por su mirada muy centrada en el presente, por lo que difiere la progresión de los jóvenes futbolistas que provienen de las categorías inferiores, muchos de ellos de La Masia. Quizá porque, por su procedencia del Athletic Club, las expectativas eran otras, pero allí la utilización de la cantera de Lezama es una necesidad y no una opción. Nace de la propia convicción del Club de dotarse solo de futbolistas de Euskalerría, en tanto que en el Barça, siempre con objetivos deportivos a corto plazo, prima la vigencia del talonario generoso para recabar las mejores figuras.

La otra gran sombra de Valverde tiene su punto de origen en Roma. Sucumbir en el Olímpico romano al no saber defender una ventaja de 4-1 supuso una desilusión tremenda para todos los estamentos del Club y para su gran afición y el suspenso colectivo le incluye, obviamente, en toda su dimensión.

Si contratante y contratado desean, el nuevo acuerdo vinculará al txingurri hasta el 30 de junio 2021. Por denuncia de una de las partes, concluiría en el año 2020, satisfaciendo una indemnización quien toma la decisión. Si se cumplen las previsiones, presidente y entrenador quedarán ligados a una misma fecha de rescisión de sus respectivas funciones. En el caso del presidente, por imperativo de los Estatutos del Club que limita los mandatos a dos.

El fútbol es así, es más que una frase hecha. Puede resultar tan injusto como cierto que el éxito de su segunda temporada pasa por la conquista europea, aún sabedores que es una competición corta, que se juega a impulsos y con vectores imprevisibles que reducen el hábito programado, dejándolo muchas veces al albur de secuencias aleatorias. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper