A bote pronto

Sigue en lo alto la pugna Barça y Madrid

El CD Leganés puso al Barça de Valverde contra las cuerdas. La inercia ganadora de los equipos grandes evitó otro resultado negativo, pero no salvó la pobre imagen ofrecida.

Escribimos en la previa de que el FC Barcelona sufriría si no igualaba en intensidad el juego y, por enésima vez, el equipo blaugrana saltó al terreno de juego aletargado y con dos marchas menos que el rival pepinero.

Consecuencia de esa injustificable relajación llegó pronto el gol local en un balón que cierra mal Piqué, no está Umtiti y no llega Busquets. El resto lo haría En-Nesyri de un magnífico disparo cruzado.

El Barça trasteó en un primer tiempo horrible con poca fe y nula convicción. Solo en el haber un remate de cabeza de Suárez que correspondió Cuéllar con una excelente intervención, llegando con la punta de los dedos a un balón que se colaba irremisiblemente.

En el segundo acto, avisó Piqué con un remate cercano de cabeza al palo, un disparo a media distancia de Messi para llegar al gol del uruguayo, que remató con la testa una falta cometida sobre Messi y botada por el mismo jugador. No iba muy esquinada, pero el bote previo del balón sobre la hierba fue letal para el cancerbero.

El gol del triunfo no pudo ser más afortunado. Marcó Vidal en clara posición de fuera de juego, que advirtió el linier. Tras consulta al VAR, se dio por válido el tanto porque la pelota la había tocado previamente Rubén Pérez.

El entrenador movió piezas sin que el rendimiento aumentara y sin apreciarse un guion establecido. Más bien pareció una improvisación de quien ha extraviado el timón.

El Barça salvaba los muebles en otra exposición paupérrima ante un rival que solo puso empeño y la picaresca común de los equipos que entrena el mejicano Javier Aguirre que debutaba en el banquillo de Butarque. El análisis individual demuestra esa precariedad, en la que Valverde está en el ojo del huracán. Una victoria amarga que compensa parcialmente solo observando el orden clasificatorio.

Y por la noche jugaba el Real Madrid ante la Real Sociedad y tuvo que sobreponerse a un gol inicial adverso por un error garrafal de Sergio Ramos que su público afeó. Carlos, socio y ocasional compañero de butaca refunfuñó: “Siempre le pasa igual cuando va sobrado”.

Pero el equipo de Zidane está encontrando las hechuras. La inclusión en el titular del joven uruguayo Valverde, por delante de la amplia nómina de centrocampistas, le da solidez al armazón blanco haciendo pareja con Casemiro. Modric empieza a carburar, Benzema sigue su idilio con el gol y Hazard se está encontrando así mismo, después de perder los kilos de más, en una manifiesta irresponsabilidad del belga.

Los merengues empezaron a carburar y la producción de su fútbol fue creciendo y desarrollándose en zonas más próximas al área visitante. Al filo del descanso y en estado de gracia, Benzema llevó a la red con el pecho una falta muy dudosa señalada sobre Modric y que botó el propio croata.

Al inicio del segundo período, un disparo extraño y lejano de Valverde llevó el balón a la red ante el guardameta Remiro que hizo de Don Tancredo. Cerró el luminoso Modric con un excelente disparo de media vuelta de primera recogiendo un rechace.

Una media hora muy floja, compensada con una hora siguiente de juego prometedor. Zidane arriesgó y con solo un gol de ventaja sacó al campo a Bale, lo que distrajo el control del juego. Un público que reiteró las broncas hacia el galés y creó una división interna. En el caso de que hubieran obtenido beneficio los donostiarras, se hubiera podido atribuir al técnico francés culpabilidad por su intervención, lo que agitó el ambiente.

El empate del Atlético en Granada y la derrota in extremis del Valencia en Heliópolis, junto a la de la Real Sociedad, estiran los primeros puestos. Queda el Sevilla que clausura la jornada en el José Zorrilla ante un necesitado Valladolid.

Barça y Madrid siguen igual en puntos y en sensaciones, pero la afición catalana tiene motivos para alimentar el pesimismo. En fin, Barça y Madrid sumaron los puntos, aunque los barcelonistas restaron credibilidad y los madridistas crecieron en autoestima. Ahora toca jornada de Champions League y en el Camp Nou, donde el equipo blaugrana presenta otro perfil.

O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es

 

CD Leganés 1 FC Barcelona 2, protagonistas y goles

CD Leganés: Cuéllar; Rosales, Bustinza, Omeruo (Tarín, M.83), Siovas, Jonathan Silva; Rubén Pérez, Óscar Rodríguez (Eraso, M.61), Roque Mesa (Carrillo, M.83); Braithwaite y En-Nesyri.

FC Barcelona: Ter Stegen; Wagué, Piqué, Umtiti, Junior; De Jong (Fati, M.69), Busquets (Rakitic (M.56); Dembélé, Griezmann (Vidal, M.56), Messi; Suárez.

Goles: 1-0, M.12: En-Nesyri. 1-1, M.52: Luis Suárez. 1-2, M.70: Vidal.

Árbitro: Jaime Latre (Comité aragonés). Amonestó al local Roque Mesa (M.19), y al visitante Busquets (M.32).

Incidencias: Partido de la jornada catorce de LaLiga Santander disputado en el estadio de Butarque ante 12.110 espectadores.