A bote pronto

En seis días adiós del Real Madrid a tres títulos

Seis días trágicos, comprendidos desde el miércoles 27 de febrero al martes 5 de marzo, han llevado al Real Madrid a la mayor crisis de su centenaria historia, con tres derrotas consecutivas que le han apeado de los tres grandes títulos en liza de la temporada. A ellos hay que añadir un primer descalabro previo ante el Girona CF, que eleva a cuatro los sucesivos fracasos blancos ante su parroquia.

Este Madrid menguante debía defender un resultado favorable de 1-2 producido en Amsterdam, con una dosis de fortuna que castigó a los tulipanes en exceso y confundió a los vencedores, que dieron la eliminatoria por sentenciada y aún se permitieron, con la connivencia del bisoño entrenador Solari, que Sergio Ramos forzara una tarjeta para cumplir sanción con el partido de vuelta e ir descargado a la ronda de cuartos.

Una fanfarronería que ahora pasa factura y, además aderezada con la acumulación de un partido más por la fanfarronería del capitán de hacer alarde público de la tramposería.

Europa volvía a ser para el Real Madrid el clavo ardiendo donde acogerse para guarecerse de la falta de reclamo en España donde hace tres lustros perdió su condición vanguardista en favor del FC Barcelona.

Tras el éxito imprevisible de los tres títulos europeos seguidos, el Madrid ha caído de bruces en su nueva realidad y paga las consecuencias del summum de errores concebidos desde la secretaría técnica que dirige in péctore el presidente Florentino Pérez.

Tres años sin fichar estrellas haciendo hucha para la nueva remodelación del estadio ha conllevado al envejecimiento, además de endiosamiento, de una plantilla que abandonó la perseverancia para acomodarse al brillo de una competición corta como la europea, que se sustenta en siete partidos, tras una liguilla de trámite donde ni siquiera ha necesitado ser campeón de grupo.

Por una lucha de egos, Cristiano Ronaldo abandonó la nave madridista y les dejó sin goles, ya que Mariano Díaz, el sustituto auspiciado por Florentino Pérez ni siquiera fue convocado en la noche de ayer y ha cumplido un papel muy secundario en estos meses de curso.

Con tres meses por delante de competiciones y casi cuatro hasta que acabe oficialmente la temporada, el objetivo del Real Madrid se minimiza a clasificarse para la próxima edición europea quedando entre los cuatro primeros. Con esa penuria, el tránsito será largo.

El partido de ayer dejó de manifiesto dos verdades, según el ángulo de visión. En uno se advierte el catastrofismo blanco que hemos apuntado, pero desde la otra vertiente se aprecia la calidad de la escuela holandesa representada por el histórico Ajax que brillara con luz propia en los años setenta con los futbolistas Cruyff, Neeskens, Rep, Krol, Suurbiel, … entrenados por Marinus Michels.

Dio un curso de bien jugar un Ajax jovencísimo con un capitán, De Ligth, que aún no alcanza la veintena de edad, con un De Jong que ya cumplió el primer encargo en clave blaugrana, con Tadic espectacular, con Schöne que emuló un gol de falta que Leo Messi le había hecho encajar al propio Courtois cuando defendía la portería del Atlético. También espléndidos el marroquí Ziyech y Neres. Puede ser injusto individualizar en nombres, pues resta valor a una obra colectiva con protagonismo de su entrenador Ten Hag, que es más que un técnico atendiendo la media de edad de los discípulos a su cargo.

Había empezado el Real Madrid con tesón y Varane remató al palo, pero antes de llegar al ecuador de la primera mitad encajaría goles por duplicado en jugadas corales muy bien definidas por Ziyech y Neres. Era una noche aciaga para el madridismo y Lucas Vázquez y Vinicius se lesionaron y abandonaron el terreno de juego entre lágrimas. Les sustituyeron los que se presumían al inicio de curso presuntos titulares como Bale y Asensio.

En la segunda mitad, llegó el tercer gol que, por ocasiones, bien pudo contabilizarse en el primer acto. Otra jugada extraordinaria culminada con un excelente remate de Tadic. El VAR demoró la concesión por la discusión sobre si el esférico había rebasado la línea de banda en una acción muy previa a la larga elaboración atacante.

Un gol de Asensio pretendió volver a la incertidumbre al dejar al Real Madrid a dos goles de la clasificación con veinte minutos por delante. Pero es un Madrid próximo a la caducidad y esas gestas de remontada está fuera de su alcance. La tenue ilusión duró únicamente dos minutos. Los que tardó Schöne en transformar majestuosamente el golpe franco directo y que tuvo la colaboración necesaria de Courtois que, sin embargo, había tenido, a lo largo del partido, excelentes intervenciones que evitaron una sangría merengue mayor.

Como en el día del FC Barcelona, el público se dirigió a los vomitorios para alcanzar el Paseo de la Castellana antes que el árbitro oficializara el fin del encuentro. Los que aguantaron estoicos el agravio silbaron con fuerza al equipo y se acordaron con melancolía de Cristiano Ronaldo y pidieron la dimisión del presidente.

Renace la ilusión por el nuevo Ajax que trae un soplo de vitalidad al fútbol. Su doble actuación en esta eliminatoria ha sido memorable, aunque padeciera la accidental derrota en el primer envite.

El Real Madrid fue la caricatura de un equipo decadente y en caída libre, un juguete roto ante un jovencísimo Ajax, que le goleó sin compasión apeándole de su último bastión. El fin de ciclo blanco traerá consecuencias importantes en una profunda renovación de nombres, empezando por el banquillo por el que ya se postula Mourinho, entre muchos detractores.

Requiescat in pace (RIP) este Real Madrid de los mil días de trono europeo que dejó de ser competitivo, como bien advirtiera Zinedine Zidane, razón por la cual puso los pies en polvorosa cuando se persuadió del percal.

O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @ albertgilper

Real Madrid 1 –  Ajax de Amsterdam 4, protagonistas y goles

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón; Casemiro (Valverde, m.88), Kroos, Modric; Lucas Vázquez (Bale, m.29), Vinicius (Marco Asensio, m.35) y Benzema.

Ajax: Onana; Mazraoui (Veltman, m.80), Blind, De Ligt, Tagliafico; Van de Beek, De Jong, Schöne (De Wit, m.73); Ziyech, Tadic y Neres (Dolberg, m.74).

Goles: 0-1, m.7: Ziyech. 0-2, m.18: Neres. 0-3, m.62: Tadic.1-3, m.70: Asensio. 1-4, m.72: Schone.

Árbitro: Felix Brych (GER). Amonestó a Carvajal (30) por el Real Madrid; y a Mazraoui (26) por el Ajax. Expulsó a Nacho en el minuto 92.

Incidencias: encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 80.000 espectadores, 4.000 de ellos seguidores del Ajax.