A bote pronto

Reapareció el Barça campeón

La segunda jornada de liga se clausuró en el Camp Nou con gran brillantez con un partido excelso entre el FC Barcelona y el Betis. Enfrentamientos que acostumbran a ser un espectáculo de goles y fútbol que el aficionado agradece. Lo fueron los dos del curso pasado, donde el Betis sorprendió con un merecido 3-4 en el Estadi y que el Barça se resarció en el estadio Benito Villamarín (1-4) con hat-trick y exhibición de Leo Messi reconocida con el deportivo aplauso mayoritario de la grada verdiblanca.

El pobre partido en San Mamés y el cúmulo de bajas blaugranas que afectaban a la línea de ataque no presagiaban grandes augurios. Valverde mantuvo los mismos hombres en portería y cuarteto defensivo, reinventó el centro del campo con Sergi Roberto y De Jong respaldando a Sergio Busquets y jugó con lo puesto en la delantera, donde a Griezmann le acompañaban Rafinha y Carles Pérez del equipo filial. En la recámara el juvenil Ansu Fati.

Salto sobre el terreno de juego un Barça mordaz, dispuesto a despejar dudas. Fijó la línea de presión alta con gran generosidad de esfuerzos. Enorme Griezmann en la contumaz participación en el juego, procurado al primer toque.

Resultó un inicio espectacular de los locales que arrollaron a los béticos. Las ocasiones de gol frecuentaron en jugadas muy trenzadas y con precisión quirúrgica hasta el último pase o el remate.

El fútbol tiene estos sobresaltos que encumbra a este deporte y el primero en marcar sería el Betis en su primer intento. Resultó de un pase en horizontal fallido de Busquets a De Jong que corta Canales y Loren habilita a Fekir entre centrales. El de Lyon controla y, en carrera, cruza el balón al palo largo.

No se vino abajo el Barça ni su público que siguió tejiendo un fútbol de quilates que obtuvo premio en el minuto cuarenta y uno, después de que hubiera podido haber un posible penalti por manos de Canales que el colegiado no quiso revisar con la tecnología disponible. Sergi Roberto cuela el esférico atemperado, en un servicio vertical, salvando a los centrales y Griezmann en un meritorio escorzo factura el esférico a la red.

Un trepidante primer tiempo donde hubo mucho brillo en las acciones del juego que, sin embargo, se saldó con el mal menor de la igualada en el tramo final.

El segundo período, el acierto coronó las jugadas y en un cuarto de hora los blaugranas habían puesto tierra de por medio con tres goles más. El francés, muy responsabilizado en su papel, recoge otra asistencia de Sergi Roberto para controlar y con su chut de rosca dibujar una parábola imposible para el bisoño guardameta Martín. Un gol que revertía el marcador y que el galo celebró de forma programada, emulando al showtime propio de la NBA y, en particular a LeBron James con el lanzamiento de confetis.

Carles Pérez vio premiada su gran actuación con un gran gol al beneficiarse del espacio que se había procurado en un quiebro de cintura. El cuarto sería obra de Jordi Alba, con méritos a repartir con Busquets que cortó el enésimo balón y cedió primorosamente al de L’Hospitalet.

En pleno festival y comunión con la grada pletórica, llegaría el quinto tanto del recién salido Arturo Vidal. El chileno repitió la misma anotación numeral que el curso pasado ante el Real Madrid y en las mismas circunstancias de incorporación tardía al juego.

El Betis, que había estrenado el electrónico, también lo cerró en un remate extraordinario del canterano Loren que Ter Stegen no pudo atajar.

Se puso fin a un encuentro eléctrico saldado con siete goles y multitud de detalles que se sumaron a la dimensión del espectáculo. Triunfó Griezmann con sus dos primeros y decisivos tantos y lo hizo La Masia con una representación del cincuenta por ciento (siete sobre catorce). Gerard Piqué jugó su partido 500 oficial, se consagró Carles Pérez y dejó tarjeta de presentación con dieciséis años Ansu Fati.

El Barça ya pagó la penitencia por su mal comportamiento en La Catedral y vuelve a enamorar. Ya es el máximo goleador del campeonato, conjuntamente con el Villarreal.

Todas las impresiones y anotaciones no caben en una crónica de urgencia, por lo que deberemos diferir otros registros observados para futuras ediciones de A Bote Pronto.

Vuelve la ilusión, sigue el espectáculo y sin estar vestidos de corto Messi, Suárez y Dembélé, el FC Barcelona realizó un partido convincente que ha borrado de un plumazo toda la pesadumbre de la jornada inicial. El campeón sigue siendo el favorito y el mejor referente futbolístico. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es

 

FC Barcelona 5 Betis 2, protagonistas y goles

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets (Arturo Vidal, 72′), Sergi Roberto, De Jong; Carles Pérez (Ansu Fati, 77′), Griezmann y Rafinha (Junior Firpo, 80′).

Betis: Dani Martín; Emerson, Bartra, Sidnei, Pedraza; William, Guardado (Joaquín, 60′), Canales (Lainez, 74′); Fekir, Loren y Tello (Kaptoum, 60′).

Goles: 0-1 M.15 Fekir. 1-1 M.41 Griezmann. 2-1 M.49 Griezmann. 3-1 M.55 Carles Pérez 4-1 M.60 Jordi Alba. 5-1, M.76 Arturo Vidal. 5-2 M.78 Loren.

Árbitro:  González González (Castellano-leonés). TA: Piqué (31′), William (89′).

Incidencias: Partido de la segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 79.159 espectadores.