A bote pronto

El Real Madrid en las horas bajas

Hoy comienza la ronda de vuelta de los octavos de final de la Champions League. Un jugador del FC Barcelona fichado para el próximo ejercicio, Frenkie De Jong, tiene una cita importante en el estadio Santiago Bernabéu, donde también estará su compatriota De Ligt, que también aspira a enfundarse la camiseta blaugrana.

El Real Madrid atiende el partido con el resultado favorable de la ida donde ganó por un tanto a dos, con una dosis de fortuna extrema que desdibujó la superioridad holandesa.

En los últimos minutos, con ese score favorable, vio el Real Madrid superada la eliminatoria y su entrenador Solari autorizó al capitán Sergio Ramos a forzar una tarjeta para que cumpliera la sanción en la vuelta y llegar libre de carga para la eliminatoria de cuartos.

Fue un acto antideportivo, además de la carga de soberbia que conlleva. Puede resultarle fatal, pues, aunque el jugador, que este mes cumple 33 años, ya no defiende como antaño, sigue siendo un puntal en la defensa merengue.

Para acabarlo de adobar, Sergio Ramos, siempre estirado, se jactó de la bribonada ante los micrófonos a pie de campo, admitiendo la voluntariedad de su acción. Por ello, el comité de la UEFA le ha sancionado con un partido adicional, por lo que, caso de clasificarse el Real Madrid, se perdería el encuentro de ida de los cuartos de final.

El Real Madrid acoge este compromiso en su trofeo favorito, el mismo que le ha llevado del presumible fracaso en temporadas aciagas a la rotundidad de un triunfo final en Europa que ha borrado de un plumazo las desventuras durante el curso.

La marcha de Cristiano Ronaldo consentida por Florentino Pérez ha dejado al equipo huérfano de gol y ha acumulado tres derrotas consecutivas en el estadio Santiago Bernabéu frente a equipos catalanes, dos frente al Barça y uno frente al Girona.

El “Balón de Oro”, Luka Modric se ha hartado de paños calientes, ha despojado cortinajes y se le ha entendido todo, lo implícito y lo explícito, para disgusto de la directiva y de algunos compañeros que se hayan sentido aludidos. Se ha referido con meridiana claridad que faltan los goles de Cristiano Ronaldo y los jugadores que tenían que materializarlos en su ausencia “no han dado un paso al frente”.

A ese barco a la deriva, con el novato Solari que platica con la soltura que no se le advierte en sus correcciones técnicas, le llega la oportunidad europea en franca ventaja logística. No obstante, el mal momento blanco puede resultar un arma arrojadiza que juegue en contra. Si los entusiastas futbolistas de los Países Bajos abrieran el marcador, el clímax del recinto madridista podría ser un boomerang que jugara en contra de los intereses blancos. Las dos derrotas con el intervalo de setenta y dos horas ante el eterno rival están todavía siendo procesadas por el madridismo, que observa como el FC Barcelona lidera el fútbol hispano en los últimos tres lustros, dando un giro favorable en los registros individuales de la historia: 96 victorias blaugranas por 95 blancas. 

Pese a la victoria culé, en el seno del barcelonismo ha causado indignación la actuación de los árbitros Undiano Mallenco sobre el césped y Mateu Lahoz en el VAR. Las sospechas eran fundadas y para nada imprevisibles de acuerdo a los datos historiados. Nosotros, aquí, en A Bote Pronto, ya expresamos nuestros temores

Las cámaras de televisión han descubierto a Undiano Mallenco decir a los jugadores del Barça: “Se ha tirado”, en relación a la agresión, por intencionado manotazo a la boca, de Ramos a Messi, que también registró una coz, por otra voluntaria patada trasera que tampoco fue observada por el colegiado y la cohorte de soportes humanos y técnicos. La impunidad de que goza Ramos sumó otro nuevo capítulo.

Esta noche, arbitrará el colegiado muniqués Félix Brych. El veterano árbitro es viejo conocido que ya ha dirigido al Real Madrid. Entre otros encuentros, arbitró la final de Cardiff hace dos años con la victoria madridista sobre la Juventus.

Otro año más fuera de la Copa y con muy poco chance para luchar por el título de Liga, el Real Madrid vuelve a asirse al torneo europeo. Veremos con qué argumentos. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @ albertgilper