A bote pronto

Perú – Brasil es la final sorpresa

Aún no se han acabado los ecos de la anterior semifinal, entre Brasil y Argentina, solucionada a favor de los locales y no exenta de polémica por un arbitraje nefasto que sufrieron en propias carnes los albicelestes.

La AFA, Asociación del Fútbol Argentino ha enviado una protesta formal a la Conmebol, La Confederación Sudamericana de Fútbol, dándole cuenta de los perjuicios sufridos en el desarrollo del partido y que se concretaron en dos acciones de penalti sobre Agüero y Otamendi no señaladas, en las que el colegiado Roddy Zambrano rehusó la herramienta del VAR para fallar las jugadas.

La actitud del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, también ha sido objeto de reproche por el máximo organismo de fútbol argentino, al advertir sus declaraciones políticas durante el desarrollo del juego y, sobre todo, esa media vuelta olímpica que se concedió sobre el césped en el período de descanso.

La AFA también aprovecha la oportunidad para cargar contra la organización, señalando las demoras en los desplazamientos, el eficiente estado de los terrenos de juego o la poca afluencia de público en las gradas.

Brasil supo su rival para la gran final y no es otra que Perú, selección que se ha colado de rondón. Tras eliminar sorprendentemente con un gol de Cavani a la selección uruguaya de Luis Suárez en cuartos de final, despachó en la otra semifinal a Chile por un resultado contundente de cero goles a tres.

La roja” genuina, actual campeona de la Copa América, se vio sorprendida por el buen hacer peruano. El seleccionador Ricardo Gareca ha confeccionado un equipo muy ordenado, con gran disciplina táctica y vocación de esfuerzos colectivos.

Ese mejor desenvolvimiento en el partido tuvo reflejo en el marcador con dos goles de Edison Flores y Yoshimar Yotún que desajustaron el andamiaje andino, haciendo estéril su dominio.

En el césped del Arena do Gremio, que no mejoró la deficiencia de otros escenarios de esta Copa de América y con solo treinta mil espectadores en las gradas, pronto se advirtió que los peruanos no venían solo a cubrir un expediente. Ante los favoritos, el seleccionador ordenó una presión alta que recuperó balones y desajustó la producción chilena que contaba con un Arturo Vidal generoso en el esfuerzo, pero parco en el acierto.

Ese gran futbolista que es Alexis Sánchez tampoco pudo traducir en goles la producción ofensiva de un equipo tenaz al que le faltó clarividencia arriba, arrastrado por las sombras de la ansiedad. No llegó el gol chileno y quien sí marcaría, en tiempo de prolongación, para los franjirrojos sería Paulo Guerrero.

La presencia de Perú en la final no es novedosa, pero hay que volver la vista en la lejanía de los años 1949 y 1975 en que ganó aquellas ediciones de la Copa América. Los precedentes están, pues, a 44 y 70 años. Dice el adagio que no hay dos sin tres. Aunque esta vez su cumplimiento se menos verosímil, pues el rival es el anfitrión Brasil y la estadística, en la inmediatez, observa el apaleamiento por cinco goles a cero que la canarinha le infligió en la fase de grupos de esta misma edición.

Para la final de este domingo en el estadio de Maracaná solo hay un favorito, pero este Perú, si reitera el buen partido de esta noche, puede llegar a ser más que un digno rival. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es

Chile 0 Perú 3, protagonistas y goles

Chile: Gabriel Arias; Mauricio Isla, Gary Medel, Guillermo Maripán (m.89, Nicolás Castillo), Jean Beausejour; Arturo Vidal, Erick Pulgar, Charles Aránguiz; José Fuenzalida (m.46, Ángelo Sagal), Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.

Perú: Pedro Gallese; Luis Advíncula, Carlos Zambrano, Luis Abram, Miguel Trauco; André Carrillo (m. 71, Andy Polo), Renato Tapia, Yoshimar Yotún, Edison Flores (m.50, Christofer Gonzáles); Christian Cueva (m.80, Josepmir Ballón) y Paolo Guerrero.

Goles: 0-1, m.21: Edison Flores. 0-2, m.38: Yotún. 0-3, m.90+1: Paolo Guerrero.

Árbitro: el colombiano Wilmar Roldán amonestó a Luis Advíncula (m.72), Erick Pulgar (m.74) y Ángelo Sagal (m.86).

Incidentes: partido de semifinales de la Copa América disputado en el estadio Arena do Grêmio, de Porto Alegre, ante unos 30.000 espectadores.