A bote pronto

Operación juventud en el Barça 2019-20

Estamos ya en las fechas calientes donde algunos equipos se empiezan a descolgar en su lucha por los títulos, mientras otros presentan sólidas candidaturas. Es tiempo en que las voracidades del riguroso presente ocupan y preocupan a los profesionales tanto como desata la pasión de los aficionados. Sin embargo, con independencia de la urgencia de la inmediatez, otros agentes trabajan, con visión de mayor alcance, en la confección del futuro.

Renovarse o morir. Incluso los campeones deben acceder a los mercados para seguir gobernando en la élite del fútbol. Es como las primeras marcas reconocidas y reconocibles en todo el orbe, aunque, no por ello, puedan prescindir de la publicidad para seguir ostentando el liderazgo en su ámbito de consumo.

Más necesidad acaece en el deporte donde la longevidad es menor, condicionada por la merma de las capacidades físicas. Debido a ello, la secretaría técnica del FC Barcelona realiza ímprobos esfuerzos, para reforzar al equipo dentro de un obligado “Plan Renove”. Cuenta con el prestigio de la marca a favor y el privilegio de la ubicación geográfica de la capital de Catalunya, pero el contratiempo de menores recursos económicos frente a los llamados “Clubes Estado”.

La columna vertebral del FC Barcelona compuesta por los futbolistas  Piqué, Busquets, Rakitic, Messi y Suárez sobrepasan la treintena y a ella se asoma Jordi Alba. “La operación renove” principió en los últimos tiempos con la incorporación de Nelson Semedo, Arthur Melo, Clément Lenglet, Malcom y el ascenso de Carles Aleñá.

Para el próximo curso ya se han contratado los servicios del ajacied Frenkie De Jong y de Jean-Clair Todibo, procedente del Toulouse. Están en el objetivo preferente, el centrocampista Adrien Rabiot del P.S.G., el delantero del Eintracht Fránkfurt, Luka Jovic, y el defensa Matthijs De Light, también del Ajax de Amsterdam.

En la órbita del primer equipo se hallan los futbolistas del filial Moussa Wagué, Riqui Puig y Oriol Busquets, sin olvidarnos de otros nombres como Iñaki Peña, Chumi, Miranda, Collado, Carles Pérez, … que están al acecho.

Nombres todos, los contratados y los que se negocia su incorporación, con el denominador común de la extrema juventud.

Actualmente la plantilla dispone de 24 futbolistas. Muy probablemente causaran baja Vermaelen, Samper, Rafinha y Denis Suárez. Cabe la posibilidad de que Jasper Cillessen, hastiado de estar a la sombra de Ter Stegen, negocie su salida en busca de más participación en otros equipos y que el Barça haga con caja con Ivan Rakitic cuya salida parece convenida por ambas partes.

Con la provisionalidad que marca un contrato de cesión con opción de compra están Jeison Murillo y Kevin-Prince Boateng. Su permanencia dependerá de la valoración de las prestaciones que ofrezcan esta segunda parte de la temporada. Su continuidad no parece fácil.

En esa mezcla de juventud y experiencia, se incorpora en los mentideros el nombre de Juan Mata, jugador del Manchester United que acaba contrato. El internacional español es un centrocampista de toque fino que, además, puede jugar por las bandas. Un jugador, de 31 años, que sería bien recibido en la plantilla y que encaja a la perfección en el ADN barcelonista.

La tarea de renovación parece bien encaminada y no es nada fácil procurar esos relevos, a medio plazo de futbolistas que llevaron al FC Barcelona a la cumbre del fútbol mundial. Ya marcharon, por el calendario inescrutable de la edad, Víctor Valdés, Carles Puyol, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. De ellos, solo al cancerbero no se le ha notado en falta. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper