A bote pronto

Mirotic y Bartomeu, canasta de tres puntos más tiro adicional

Lleva unos años mortecino el baloncesto blaugrana, en espera del relanzamiento de un Palau Blaugrana nuevo y que duplique las capacidades y funciones del actual.

Este Barça, que ha perdido protagonismo deportivo en favor del eterno rival en los últimos años, necesitaba una agitación poderosa y así lo ha entendido su presidente Josep Maria Bartomeu, gran aficionado al deporte de la canasta.

La sección requería de una figura estelar que ilusionara a la grada y catapultara al equipo, como lo fue en su fecha el fichaje del serbio Dejan Bodiroga. No se dio crédito cuando las primeras indagaciones apuntaban el nombre de Nikola MIrotic como el hombre elegido para dar el salto cualitativo, pero los hechos lo han constatado fehacientemente. La ACB, de la mano del Barça, recupera una mega estrella capaz de girar pronósticos y cambiar el signo del baloncesto español de clubes.

La comparativa tiene rasgos comunes. Bodiroga estuvo en los años noventa en el Real Madrid y el Barça lo rescató para la ACB en una segunda etapa en el año 2002, también con Svetislav Pesic de entrenador. El éxito fue abrumador y el Barça se apuntó “la Triple Corona”. Era un equipo donde el serbio era la joya de la corona, pero también formaban parte, entre otros, primeras figuras como Sarunas Jasikevicius, Juan Carlos Navarro o Gregor Fucka.

El nuevo fichaje también tiene expedición madridista, aunque como el serbio, recale desde otros campeonatos. El caso de Mirotic es más significativo porque el Real Madrid lo acogió de adolescente y pasó por los equipos de formación hasta erigirse una figura mundial reclamado por la poderosa NBA que le ha acogido durante cinco temporadas exitosas. Nacionalizado español ha jugado en la selección, si bien causa baja voluntaria – igual que Serge Ibaka – para este próximo Mundial al no ponerse a las órdenes de Scariolo, aduciendo motivos familiares y de estrés.

En plenitud y con un altísimo contrato en la NBA y ofertas importantes, MIrotic aterriza en Barcelona con la ilusión de seguir creciendo deportivamente, negando cualquier lectura pesimista. Llega el ala-pivot en una estupenda edad (28 años y 208 centímetros) y puede ser la gran referencia para encarar una fase de éxitos, en la época que se va a poner la primera piedra en el nuevo Palau Blaugrana, propiedad del FC Barcelona,  proyectado a pocos metros del actual recinto.

La sorpresa la constituye el hecho que no eligiera su anterior equipo, el Real Madrid, para el regreso a Europa. Ahí tiene que ver la presencia de Pablo Lasso en el banquillo blanco y algún personaje más de peso significativo, con los cuales tuvo sus más y sus menos en el curso 2013-2014. El jugador, de origen montenegrino, lo ha dejado claro en la presentación: “Desde el principio de esta situación ha querido jugar en el Barça”.

Par evitar dudas, el jugador se ha explayado más: “Entiendo las dudas que pueda haber, pero para para mí es un gran paso adelante. Los primeros cinco años en la NBA han sido muy buenos, he ido de menos a más. Los dos últimos han sido los mejores. Me hice importante, jugué con los mejores equipos y competí cuatro veces en los playoffs. Pero llegó un momento en que quería algo más. También he sido dos veces traspasado y seguramente hubiera vuelto a ser traspasado de haber seguido allí. Buscaba una estabilidad para mí y para mi familia. Y buscaba un equipo en el que pudiera ganar y liderar. Y eso, estando en Estados Unidos, es difícil. Por eso pienso que la decisión que he tomado es acertada” “He madurado mucho como persona después de ser padre por segunda vez, de haber luchado y haberme ganado ser importante en la NBA. Mi mentalidad sigue siendo la misma, si cabe con más ganas. Sigo siendo un jugador con la misma hambre y el mismo compromiso con el equipo”.

Por su parte, el presidente Bartomeu, se ha mostrado ufano: “Es una presentación ilusionante y especial. Se trata de una estrella que ha triunfado en la NBA, que ha jugado a un buen nivel y ha sido determinante en los equipos en que ha estado. El hecho de que haya decidido venir al Barcelona es ilusionante para los barcelonistas, para un equipo que está creciendo en las dos últimas temporadas y con él este crecimiento será mucho más alto. Esperamos muchísimo de él”.

En la presentación, apenas hubo referencias blancas, forzadas por las preguntas de la prensa, pero dejó este otro titular: “la afición del Real Madrid no es algo que me preocupe”.

Como siempre manifestamos, la memoria del aficionado deportivo está condicionada por el interés a corto plazo. De tal manera, que no tenemos la mínima duda de que el aficionado blaugrana festejará la contribución del importantísimo refuerzo, convirtiéndolo en un nuevo ídolo local, en tanto que la afición madridista, que otrora le adoraba, mostrará con fuerza su rechazo.

Pronto habrá ocasión de verificarlo en la edición de la Supercopa española que enfrentará este septiembre a Barça y Madrid. El WiZink Center, sede donde juega sus partidos el Real Madrid en régimen de alquiler, pues el Palacio de Deportes multiusos es propiedad de la Comunidad Autónoma de Madrid, será un hervidero para recibir a Mirotic vestido con la camisola del Barça.

Por su parte, la afición culé pasará por alto algunas veleidades del pasado, en las que el joven deportista afirmaba de forma despectiva que nunca jugaría con el Barça. Esas culpas las ha expurgado con la última decisión y ese enfoque de pasar página de su pasado. Puede reeditarse el caso del ex futbolista Luis Enrique, que su procedencia blanca sirvió para acrecentar la veneración culé que empezó a gestarse de inmediato cuando afirmó que la camiseta blaugrana le sentaba mucho mejor que la blanca.

Nikola Mirotic es la gran apuesta para el baloncesto del FC Barcelona, que le ha blindado con un contrato trienal más un año opcional. Es un fichaje llamado a marcar diferencias y a catapultar el baloncesto del Barça. Cuando se manifiesta el aficionado al calor del momento, ni las hemerotecas sirven. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es