A bote pronto

El mejor Barça del curso

El FC Barcelona empieza a recuperar su velocidad de crucero y suma su quinta victoria consecutiva y deja su puerta imbatida desde que Santi Cazorla marcara en el Camp Nou para el Villarreal.

Hemos asistido, sin duda, al mejor partido del curso del Barça en campo contrario. La última referencia fue del empate a dos, ya con todo el pescado vendido y cuando el objetivo alcanzado era asegurar la Bota de Oro de Messi, que marcó por partida doble dejando una distancia insalvable para Mbappé.

Valverde otorgó la titularidad a Umtiti, desplazado a la derecha, en detrimento del joven Todibo y concedió el lateral a Sergi Roberto por delante de Semedo, que tuvo que sustituirle en la segunda mitad por unas molestias rotulares del reusense. El resto del “once” se confió a los preferentes del técnico.

El FC Barcelona planteó una presión alta lo que daba un primer indicio del compromiso del equipo, afanado a conseguir la victoria. Ya en el primer minuto el linier escamoteó una gran posibilidad de gol en un gran pase de De Jong, con intervención de Suárez y pase de primera a Messi, libre de marcaje al que señalan, por error, fuera de juego.

Esta acción primera marcó las intenciones de buscar la espalda de los defensores. La estrategia de Mendilibar no tenía secretos. Pedro León y Orellana procuraban de centros laterales a la dupla Charles y Sergi Enrich, poderosos en el juego aéreo.

Pronto llegó el primer gol. Corría el minuto trece y Lenglet lanza en profundidad a Griezmann que no corrige De Blasi. El delantero se infiltra y remata al primer palo con precisión. Pudo sentenciar Messi a la media hora, pero su recorte al guardameta no fue suficiente y con la punta de los dedos pudo tocar el balón antes de que pudiera rematar a puerta vacía.

El segundo período se inicia con un gol anulado a Luis Suárez por la intervención del VAR que debe medir en milímetros. Pero no llega a la hora de juego cuando el Barça sentencia en una gran jugada colectiva con intervenciones de De Jong, Suárez, Griezmann y Messi que culmina cruzando el balón. Es su octavo gol al Éibar en seis participaciones.

El Barça siguió seguro en defensa y letal en ataque. Otro balón largo de De Jong a Messi que encara al portero y regala el gol a Luis Suárez, sin que llegue Pablo Oliveira al corte. Este gol del uruguayo le deja como el cuarto máximo goleador de la historia del Barça, empatado con Pepe Samitier. 

Un Barça muy compacto ha roto el partido desde los inicios. A Ter Stegen hay que calificarle solamente – sobresaliente – en su faceta de iniciador del juego. Los laterales estuvieron solventes, en particular el reaparecido Alba y el centro de la zaga rayó a gran nivel.

De Jong sigue ilusionando partido a partido y nos recuerda a Bern Schuster, lo cual son comparaciones mayores, con notable aportación de Busquets y Arthur.

Arriba, el tridente se repartió los goles y jugaron, por primera vez, juntos los noventa minutos del juego. Messi supera la puesta a punto y las expectativas son muy buenas, porque hay mucha calidad individual, extensible al cuarto hombre, Dembélé y contando con la gran sensación que se llama Ansu Fati y el complemento efectivo de Carles Pérez.

En el momento de pergeñar estas líneas el Barça es líder. Para que el Real Madrid recupere el liderazgo está obligado a ganar en Mallorca. Si esta progresión se mantiene el liderazgo se alcanzará más pronto que tarde. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es

 

Eibar 0 FC Barcelona 3, protagonistas y goles

Éibar: Dmitrovic; De Blasis, Oliveira, Arbilla, Cote; Pedro León (Edu Expósito), Pape Diop, Sergio Álvarez, Orellana; Charles y Sergi Enrich.

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo), Umtiti, Lenglet, Alba; De Jong (Rakitic), Busquets, Arthur (Arturo Vidal); Messi, Suarez y Griezmann.

Árbitro: Melero López del colegio andaluz. En el VAR, Santiago Jaime Latre.

Incidencias. Estadio de Ipurua con 7290 espectadores, rozando el lleno.