A bote pronto

Leo Messi tranquiliza el entorno blaugrana

Con la marcha el pasado curso de Andrés Iniesta, la capitanía pasó a manos de Leo Messi que la recibió por derecho propio, adquirido por antigüedad, sin considerar otros méritos que le hubieran anticipado el brazal muchos años antes.

Esta temporada a Leo Messi se le advierte más solícito con la prensa, hasta el punto de que se ha dejado ver por la zona mixta y ha concedido dos entrevistas en exclusiva, en escaso margen temporal a dos medios catalanes. Primero fue al diario Sport y ahora a través de las ondas en la emisora RAC 1, del holding Godó, que edita, entre otras publicaciones, las cabeceras de La Vanguardia y Mundo Deportivo, diario deportivo decano en España.

La entrevista se ha producido dentro del magazine líder en Catalunya, El Món a RAC 1 que dirige Jordi Basté y que se ha visto acompañado por el locutor especialista en deportes, Roger Saperas.

Esta entrevista ha servido para calmar al entorno culé, pues la entrevista en Sport suscitó algunas dudas. El capitán no ha eludido ningún tema y las respuestas han tenido el denominador común de la pertinencia para aplacar los brotes de impaciencia. Se aferra a la unidad del vestuario para combatir con éxito en todos los frentes deportivos.

Destacamos algunos temas personales:

  • Hacienda Pública española. Los problemas con el fisco español ocurrieron en los años 2013 y 2014. Se sintió maltratado y pensó abandonar España, aunque ello implicaría tener que dejar el Barça a su pesar.
  • Futuro familiar. Está muy integrado en Catalunya y sus proyectos de futuro no contemplan salir del país. Hizo referencias a sus tres hijos que son catalanes, se expresan en el idioma catalán e hizo la referencia que su hijo Mateo nació en la fecha referencial del Onze de Setembre, Diada Nacional de Catalunya. Hizo mención al orgullo que le representó recibir la Cruz de Sant Jordi.

Opiniones sobre otros nombres propios del Club:

  • Neymar jr. Cree que podía ser de gran utilidad para el Barça. Temió que al final fuera al Real Madrid, dadas las ganas que tenía Neymar de salir del PSG.
  • Antoine Griezmann. Negó que estuviera en contra de su fichaje y se refiere a las declaraciones de apoyo de un año antes. Advierte la dificultad de adaptarse al juego del Barça, pero confía que acabará adaptándose porque reconoce que es un gran jugador.
  • Gerard Piqué. Valoró sus muchas virtudes personales y en el plano deportivo. Sin embargo, se desmarcó de las declaraciones recientes que efectuó en la zona mixta de Getafe y admitió que no tenía conocimiento de su propósito.
  • Ousmane Dembélé. Se apuntó a la tesis de Valverde de poner en duda esas palabras en boca del francés por las dificultades que aún tiene del idioma español.
  • Xavi Hernández. Lo comparó con Pep Guardiola y está seguro de su retorno y éxito en el Club como primer entrenador.
  • Víctor Valdés. Desconoce los motivos de su marcha y evita decantar su opinión, en un ejercicio de prudencia.
  • Pep Guardiola y Luis Enrique. Les considera los entrenadores más influyentes, el asturiano “muy cerquita” del catalán.
  • Josep Maria Bartomeu. No tiene ningún problema con el presidente, aunque reconoce no haber hablado con él directamente desde la fatídica noche de Liverpool datada el siete de mayo.
  • Ernesto Valverde. Defiende al entrenador y se culpabiliza, junto a sus compañeros, de las derrotas europeas en el Olímpico de Roma y en Anfield que les apearon, sorpresivamente, de la Champions League en las dos últimas ediciones. En Liverpool manifiesta que les apareció durante el juego el estigma romano. Valora positivamente al “txingurri” y la posición del grupo a su favor.

Leo Messi ha puesto un punto de cordura al movimiento barcelonista. Es la mejor noticia para emprender los retos venideros. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es