A bote pronto

La montaña de enero del Barça

Tras el paréntesis navideño, llega el nuevo año y el fútbol de alta competición. La obligada comprensión del calendario nos lleva a una dualidad alternativa de las competiciones de LaLiga Santander y Copa del Rey durante el mes de enero que llevará al FC Barcelona a la disputa de cuatro partidos de Liga y, en el mejor de los casos, otros tantos de Copa. En la bienaventuranza, serían ocho encuentros, en razón de dos por semana.

Los enfrentamientos en liga les empareja correlativamente por fechas con el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez, el Eibar y el Leganés en el Camp Nou y cierra con el Girona en el estadio Municipal de Montilivi en la matinal del domingo 27 de enero.

Los jueves del diez y diecisiete se jugarán los partidos frente al Levante UD, correspondientes a los octavos de final de la Copa del Rey y, en caso de vencer la eliminatoria, el Barça diputaría los partidos de cuartos de final de Copa, las fechas comprendidas entre el martes 22 y jueves 24 la ida y entre el martes 29 y el jueves 31 el encuentro de vuelta.

Todo ello, como aperitivo al mes de febrero que reaparece la Champions League en su fase de octavos de final y el Barça se desplazará a la bonita localidad francesa de Lyon para jugar el 19 de febrero contra el Olympique Lyonnais, siendo la vuelta del Camp Nou para el 13 de marzo.

Estamos en la hora de la verdad y el equipo blaugrana deberá ponerse las pilas y, para ello, Valverde deberá gestionar la participación activa de todos sus hombres disponibles.

Del repaso a los partidos de liga de este mes, se colige que las cuatro victorias en juego son posibles. Es más, una puntuación menor a los doce puntos en juego cabría considerarla como un pinchazo. El actual campeón y líder debe ganar sus partidos en el Camp Nou al Eibar y al “Lega”, en tanto que las visitas a Getafe y Girona tienen una dificultad media y, en teoría, superable, por un equipo que aspira, con máximo fundamento, a renovar el título.

En cuanto al duelo de la Copa del Rey frente al equipo granota, la referencia inmediata es el resultado de 0-5 infligido a los locales en el estadio Ciutat de València y que marca la pauta del pronóstico, si el equipo compite con la profesionalidad exigible.

En el alero, quedaría la resolución de una hipotética eliminatoria de cuartos de final. En este sprint de enero, Valverde cuenta con una plantilla de calidad contrastada. Al actual equipo titular formado por: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Alba; Arturo Vidal, Busquets, Rakitic; Messi, Luis Suárez y Dembélé han de sumarse, con aureola y caché de titulares alternativos, Cillessen, Semedo, Arthur y Coutinho, sin menoscabo.

Pero estos quince hombres se presumen que no serán suficientes para el empeño del objetivo a abordar. Descontados Umtiti, Rafinha, Vermaelen y Samper, por lesiones de distinto alcance, el técnico ha de contar también con Murillo, Miranda, Aleñá, Denis y Munir a los que puede sumar la aportación del equipo filial, además del ya contemplado Miranda, con jugadores como Chumi, Riqui Puig, Wagué o Collado, entre algún otro.

Se trata de conjugar que el equipo se perfile fuerte y fresco para los meses más comprometidos, sin merma de resultados positivos en el camino. Para tal menester, Ernesto Valverde cuenta con la experiencia del curso anterior para saber gestionar los recursos. La primera estación del año nuevo es Getafe, allí donde Dembélé cayó gravemente lesionado el curso anterior. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper