A bote pronto

La bajeza moral de un médico del Real Madrid

Este jueves se disputaba otro “clásico” Real Madrid- FC Barcelona en el marco del baloncesto, la única posible más allá del ámbito del fútbol, pues el Real Madrid carece de otras secciones profesionales deportivas.

El WiZink Center resultó un infierno para los jugadores visitantes. Sobre todo, para Mirotic y Tomic que fueron maltratados de palabra con insultos incalificables y masivos. Por extensión, también la entidad catalana. El cántico “Puta Barça”, ya un clásico, expresado por miles de gargantas forma parte de la coreografía que aún se enriquece con las alusiones a Catalunya.

Por desgracia, ello no es noticia y forma parte con lo que mal se asocia a la rivalidad deportiva que tantas veces ultrapasa, en las formas, los límites de concordia.

En ese ambiente tan enrarecido, los blaugranas fueron capaces de superar un registro negativo de 21 puntos de desventaja, para luego acabar claudicando por 86-76. Sin embargo, un empleado del Real Madrid, con título universitario de médico, se encargó de que el resultado deportivo pasara a segundo término.

Se trata del doctor Miguel Ángel López, adscrito a la entidad blanca para el desempeño de su titulación. Real Madrid tv, la televisión de Florentino Pérez, captó las secuencias de la intervención del grosero personaje con nómina en el Real Madrid. Se trata de su arenga previa a los jugadores: «Vamos a ganar a la mayor panda de ratas de la Euroliga».

Sin duda, se trata de una apología de la violencia en el deporte que debe ser penalizada con toda su dureza por las autoridades deportivas, que debe principiar por el propio Club, el Real Madrid, que ha visto erosionada su imagen con el bochorno de esta intervención malévola de un empleado suyo.

La calificación de “panda de ratas” al adversario deportivo denota una bajeza moral del que la instruye. “Panda de ratas” es más que un insulto, es una declaración de intenciones perversas que Florentino Pérez no debería pasar por alto, pues ha puesto al club que preside y que hace proclamas de señorío, al pie de los caballos.

La victoria lograda en la pista ha quedado en segundo término, por mor del comportamiento denunciable de un empleado del Real Madrid, Miguel Ángel López que ha mostrado otro doctorado callejero y alejado de las aulas docentes. Le perseguirá y avergonzará para siempre jamás. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es