A bote pronto

Horas extras en la enfermería del Barça

Las lesiones en el deporte profesional están a la orden del día y es consecuencia de las exigencias en la alta competición. Practicar deporte es sano, pero no lo es tanto cuando deriva en una profesión y el esfuerzo se magnifica en aras a la obtención de unos resultados deportivos.

Los mejores deportistas quedan sometidos, durante años, a forzar el cuerpo humano y trae como consecuencia un deterioro físico que se arrastra, en demasiadas ocasiones, una vez concluida la actividad competitiva.

En los tiempos actuales, la tecnología ha acortado el tiempo de recuperación de los deportistas, tanto en las lesiones musculares tratadas con herramientas de recuperación de primer orden, como en el caso de operaciones quirúrgicas, que son más precisas y mucho menos invasivas, por lo que se acortan los tiempos de inactividad forzada.

Sin embargo, sí que es un hecho constatable que menudean los percances con mayor asiduidad que antes y ello tiene relación directa con el apremio resultadista a que están sujetos los futbolistas.

Semana sí y jornada también, observamos como los equipos han dejado de ser de estar compuestos por once jugadores titulares por la obligada asiduidad de cambios por bajas médicas. En algunos casos, éstas son precautorias para no agravar la sintomatología advertida.

El FC Barcelona está inmerso este curso en ese carrusel de lesiones que perjudica los criterios deportivos de su entrenador en la composición y adaptación de una alineación tipo y un estilo de juego. Problemas en los isquios y en el bíceps femoral han sido recurrentes.

El mal agüero principió con la lesión de Messi que se rompió el sóleo de la pierna derecha y le dejó fuera de combate en las cinco primeras jornadas de liga y ha llegado hasta esta decimotercera jornada en la que ha caído Nelson Semedo, esta vez en el sóleo de su pierna izquierda y se ha diagnosticado un margen de recuperación no menor a las cinco semanas.

Más de media plantilla ha pasado por la enfermería, algunos como Luis Suárez, DembéleMessi y Alba en reiterada estancia. En la actualidad, permanecen en ella los dos presuntos laterales titulares, dándose la particularidad que la alternativa al lateral derecho, Sergi Roberto, está inhabilitado por sanción para el próximo encuentro el día 22 de noviembre en Leganés.

Ernesto Valverde debería dar la alternativa a Moussa Wagué, jugador inédito este curso, junto al meta Neto. Lo contrario sería confirmar lo que ya apuntamos en un reciente A Bote Pronto, de la falta de confianza que el técnico otorga a aquellas incorporaciones no producidas con su consentimiento y éste sería el caso del senegalés, internacional en su país que incluso jugó y marcó un gol en el Mundial de Rusia, que fue ascendido al primer equipo por la secretaría técnica.

Wagué es joven. Acaba de cumplir el pasado mes 21 años y destaca por su velocidad y facultad de doblar su función en el despliegue. Le faltan mayores recursos defensivos, según advertimos en su temporada en el equipo filial, pero apunta mucho potencial de crecimiento.

LaLiga descansa, igual que las demás competiciones nacionales, debido a los compromisos de la FIFA. En los grandes conjuntos, el asueto solo es para los aficionados, ya que los futbolistas de élite están reclamados para defender los intereses deportivos y comerciales de sus respectivas selecciones nacionales, en detrimento de sus clubes que, atendiendo a la frialdad estadística, observarán un incremento numeral en la enfermería. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planertaDeporte.es