A bote pronto

A ganar sin Messi

Se reanuda la liga después de una semana agitada, no ya por resultados deportivos, sino por toda la información generada en su entorno. Principalmente de la que se deriva de las amplias declaraciones concedidas por Leo Messi al diario Sport y de las que nos hemos hecho cumplido eco en planetaDeporte.es, como también en nuestro canal de youtube que presenta y dirige Jordi Gil y que ya cuenta con más de cuarenta y mil seguidores.

Al margen del fútbol, días pasados el Open de EE.UU. representó el décimo noveno Grand Slam para el veterano y brillante Rafa Nadal. Otro gran éxito acontece al baloncesto español en el Mundial de China, eliminando a Australia en las semifinales, tras dos prórrogas de infarto, y clasificándose para la final. La sorpresa la completa la selección de Argentina que también ha accedido a la final de este domingo ganando a Francia y con el muy veterano Luis Scola descollante y anotador infalible.

En fútbol, abrió la cuarta jornada el partido del Mallorca – Athletic Club sin que se registraran goles, ello a pesar de disponer ambos conjuntos de un penalti a favor en el tramo final. El primero se lo procuró el japonés Kubo, de pasado barcelonista y futuro madridista, con una hábil “bicicleta” dentro del área atajada por el defensa confundiendo pierna y balón. La opción bilbaína llegó por un penalti de nuevo cuño, a través de una mano involuntaria, pero interpretada que estaba en posición “no natural”.

Y en la jornada sabatina es el turno, entre otros, del Real Madrid y del FC Barcelona. Los merengues lo harán en el horario del vermouth y los catalanes en la anochecida. Las lesiones de futbolistas, con Modric y Umtiti como nuevos afectados, es una preocupación de ambos clubes que tienen una enfermería impropiamente visitada en estos comienzos de temporada.

Tras el tsunami declarativo, vuelve el fútbol al Camp Nou para expresarse a través del balón. Valverde sigue sin poder contar con Leo Messi y da a entender la reproducción de su lesión, la cual le mantiene en el dique seco por un tiempo que también abarcará el compromiso europeo del próximo martes y, probablemente, le impedirá el desplazamiento a Granada.

Quien sí vuelve es Luis Suárez, no sabemos si de inicio o gestionando con el minutero su incorporación. Estará Griezmann, que es necesario recupere el protagonismo exhibido frente al Betis, después de su desconexión en San Mamés y El Sadar. En la punta derecha actuará Carles Pérez por cuarto partido consecutivo y es de esperar tenga también participación Ansu Fati, la nueva e ilusionante sensación.

Es casi seguro que Semedo, golpeado con la selección portuguesa deje el lateral para Sergi Roberto, para recuperar el puesto en Dortmund. El centro del campo es previsible que se recomponga con Busquets, De Jong y Arthur o Rakitic.

El Valencia CF viene con las aguas revueltas. Por desgracia, no es solo una expresión metafórica, sino que es la tangible realidad de una zona geográfica anegada por las lluvias torrenciales que han dejado cinco fallecidos (dos en Granada) e importantes daños materiales. En el plano deportivo, el propietario del Club ché, Peter Lim, ha finiquitado el contrato del entrenador Marcelino García Toral, para disgusto de la afición y futbolistas, y ha fichado al desocupado Albert Celades.

La dimisión la atribuye el perjudicado al éxito de ganar la Copa del Rey en un extraño silogismo, en tanto que el contratado está recibiendo críticas por la aceptación del cargo, olvidándonos que son las leyes del fútbol. Hoy tú, mañana yo.

En el plano deportivo, el partido es de alto riesgo para el FC Barcelona, que solo ha sumado cuatro de los nueve puntos en disputa. Un dato preocupante se refiere a que, en las últimas siete ausencias del astro, el Barça solo ganó un partido. Tampoco ayudan los antecedentes del curso pretérito donde los blaugranas solo empataron los partidos de liga, en el Camp Nou y en Mestalla, para perder la final de Copa del Rey celebrada en Sevilla.

El FC Barcelona deberá corregir su estadística negativa de encajar el primer gol del encuentro, pues tendrá la obligación de jugar intenso desde el minuto cero. Las decisiones de Ernesto Valverde volverán a ser escrutadas con lupa y ello puede ser una constante de muy complicada autogestión. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es