A bote pronto

FC Barcelona, Getafe y RCD Espanyol

El título de esta edición de A Bote Pronto, se corresponde con los tres triunfadores de la parte alta de la clasificación.  Lo es el FC Barcelona en su condición de campeón, no lo son los dos primates del fútbol madrileño al no conseguir ese primer puesto que era el objetivo de ambos.

Más meritorio el Valencia que el Sevilla, clasificados por ese orden y que se disputan ese cuarto puesto en el ránking de mejores equipos españoles.

Entre Valencia y Sevilla, se ha colado esta vez en quinta posición, igualados a puntos, el Getafe que le da derecho a participar en la Europa League. Un enorme éxito del equipo de Bordalás que cuenta con una afición cuantitativamente pequeña y un presupuesto económico precario.

El tercer equipo que puede presumir de triunfo es el RCD Espanyol que, tras once años, vuelve a Europa y se confirma, precisamente, el mismo día que acaeció la debacle en suelo alemán frente  Bayer 04 Leverkusen hace treinta y un años que no se supo defender un 3-0 a favor del partido de ida de la final del torneo de la UEFA.

Este sábado el FC Barcelona jugó la final de la Women’s Champions League en la capital rumana de Bucarest. El resultado de 4-1 reflejó la gran superioridad del Olympique de Lyon en el fútbol femenino mundial. Pero las jugadoras culés han hecho historia al acceder a la primera final, un registro nuevo en el fútbol español.

Ese es el camino, para ganar finales hay que jugarlas y el FC Barcelona, siempre pionero, ha marcado el sendero. Ahora hay que perseverar y seguir la línea trazada. Esta sección es la única del Club que es autosuficiente, sin depender del balance económico del fútbol masculino. Enhorabuena a tod@s los componentes de la sección.

En versión hombres, el Estadio Municipal de Ipurua, el visitante campeón y el local darán el cierre a un campeonato satisfactorio para los eibarreses que han renovado con gran dignidad sus méritos para seguir en la Primera División de nuestro fútbol. También para el FC Barcelona que ha vuelto a exhibir su supremacía en el fútbol español, anotando su octavo triunfo de las últimas once ligas, a la que habría que sumar la del 2014-15 esquilmada en el último momento por un gol erróneamente anulado por el colegiado Mateo Lahoz.

En la bella ciudad guipuzcoana habrá, pues, fiesta compartida que, para el FC Barcelona será un punto y seguido por su compromiso del próximo sábado de la final de Copa del Rey a disputar frente al Valencia CF en sede bética del Estadio Benito Villamarín.

Con las importantes bajas de Arthur, Coutinho, Suárez y Dembélé, Valverde apostará por los titulares disponibles para que no pierdan ritmo competitivo, de cara a la cita copera. No computamos como baja al lesionado Ten Stegen, pues la titularidad para la final copera estaba ya asignada al guardameta holandés.

Los datos históricos favorecen el pronóstico blaugrana, pues ha vencido en las cuatro visitas y sin encajar ningún gol (dos veces por 0-2 y otras tantas por 0-4). Con destacada participación goleadora de Leo Messi y que le interesará mantener al argentino para asegurarse la Bota de Oro, ya que el M’Bappé ha reducido distancias a dos tantos, quedándole también una oportunidad de acrecentar su cuenta.

El partido se jugará a primera hora vespertina. Antes habrá finiquitado la liga el Real Madrid que recibe en su estadio al Betis. Será partido de despedidas blancas en una plantilla desvalorizada en un campeonato en que los aficionados merengues tuvieron diversos momentos para mostrar su estupor. El último remedo, el tercer entrenador Zidane solo ha sido eso, sin mejorar los registros de Lopetegui y Solari.

En la última jornada, había dos puestos sin asignación: El cuarto y el séptimo que dan derecho a la participación europea. El cuarto a la Champions y el séptimo a la Europa League. Se lo han adjudicado el Valencia, como estaba en todos los guiones, al vencer al Valladolid que había salvado la categoría en la jornada precedente. Premio a una gran segunda vuelta en que corrigió las desventuras del primer acto.

Después de doce años, vuelve a Europa el RCD Espanyol que luchó con fe por la séptima plaza hasta el suspiro final. El Athletic Club, que dependía de sí mismo, sucumbió frente al cuadro hispalense que no tenía nada en juego, en tanto que los espanyolistas se imponían en el Estadio de Cornellà a la Real Sociedad en un duelo directo por el mismo fin.

En tiempo de prolongación, el bilbaíno Íñigo Martínez estrelló el balón al travesaño con virulencia, solo a boca de gol. Jugada decisiva, cuyo desenlace propició la algarabía perica con festiva invasión de campo. Felicidades al histórico Club catalán.

Tiempo habrá para más análisis a la vista de una clasificación general que pondrá cada uno a su sitio. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: A Bote Pronto

Twitter: @albertgilper