A bote pronto

El FC Barcelona gana en el campo

En la misma fecha del encuentro, el diario madrileño El Mundo había filtrado una noticia por la que se cuestionaba la alineación en el partido de ida del futbolista Chumi. Quico Catalán, presidente del Levante, puso a trabajar a su área jurídica y establecieron que había base para una reclamación formal demandando la clasificación, caso de que no se obtuviera sobre el terreno de juego.

El guion se ha cumplido y en esa provisionalidad estamos por la falta de previsión del FC Barcelona, al interpretar a su beneficio el reglamento, en lugar de someter el tema a una resolución previa y vinculante de la Federación. Más, conociendo el percal.

La jurisprudencia calcada nos lleva al precedente del Real Madrid que alineó a su defensa Tejero el 30 de noviembre del año 2016 en partido de Copa del Rey frente a la Cultural Leonesa, teniendo pendiente el cumplimiento de la sanción por acumulación de tarjetas en el partido previo de la Liga de Segunda B celebrado tres días antes frente al Sanse. En este caso, se interpretó favorable a los intereses del Real Madrid.

Dejémoslo aquí el tema, en la seguridad de que en las próximas ediciones de A Bote Pronto, tendremos que volver a incidir en ello, recordando e interpretando la confusa y hasta contradictoria normativa oficial.

Esa incertidumbre previa no pareció trascender en el terreno de juego, donde blaugranas y granotas porfiaron por conseguir el objetivo deportivo sobre el césped del Camp Nou.

La noche era desapacible, de bajas temperaturas y con amenaza, apenas confirmada, de lluvia. Tanto el horario impropio en jornada laboral e invernal como la desconfianza hacia los despachos madrileños que tendrán que dirimir un tema de justicia, no favorecían la asistencia. En la inmensidad de las gradas del Camp Nou, 42838 personas parecieron pocas.

Los barcelonistas, ajenos a los tejemanejes de los oficinistas con rango de funcionarios, cumplieron sobre el terreno y antes de la hora ya habían marcado el tercer gol que les otorgaba un colchón de seguridad. Valverde, como hiciera el curso pasado ante el Espanyol y, antes, Luis Enrique la temporada anterior frente al Athletic Club, recurrió a casi el grueso de titulares para voltear en la vuelta el resultado desfavorable. Ya son 22 eliminatorias de Copa consecutivas ganadas y que han comportado cuatro títulos consecutivos.

FC Barcelona 3 Levante UD 0, protagonistas y goles

FC Barcelona: Cillessen; Semedo, Jeison Murillo, Lenglet, Jordi Alba (Sergi Roberto, min.73); Rakitic, Arthur, Arturo Vidal; Philippe Coutinho (Luis Suárez, min.63), Lionel Messi y Ousmane Dembélé (Denis Suárez, min.77).

Levante UD: Aitor Fernández; Cabaco, Postigo (Jason, min.70), Rober Pier; Coke, Campaña (Doukourem, min.67), Prcic, Bardhi, Moses; Boateng y Borja Mayoral (Dwamena, min.60).

Goles: 1-0, min.30: Dembélé. 2-0, min.31: Dembélé. 3-0, min.54: Messi.

Árbitro: Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó a Rakitic (min.44) y Murillo (min.45), por parte del Barcelona. Cabaco (min.75) y Prcic (min.84), por parte del Levante.

Incidencias: partido de la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Camp Nou ante 42.838 espectadores.

El descanso se concretó en Piqué, Busquets, Sergi Roberto y Luis Suárez, si bien estos dos últimos solo de forma parcial, pues saltaron al terreno de juego para ahorrar minutos también a Alba y Coutinho.

Con una alineación muy fiable, sin ningún miembro del filial ni siquiera en la convocatoria, el cuadro catalán fue madurando el partido haciendo suya la posesión, la intensidad del juego y las oportunidades de gol.

No contaba con la mejor versión de Messi, pero, aun así, el rosarino sigue siendo clave para la suerte y desarrollo de los partidos. Estuvo en los dos goles de Dembélé con sus asistencias que definió el francés con más fortuna que destreza y suyo fue el tercer tanto, con una ejecución tan sutil como delicada.

En el primer gol, Messi robó la cartera a Rober Pier y el uruguayo Cabuco no estuvo despierto en la pugna final con Dembélé. En el segundo, fue el cancerbero quien se enredó en el balón no acertando en su despeje. No obstante, Aitor Fernández figura en la primera línea de destacados pues negó el gol hasta en tres ocasiones a Messi, además de otras intervenciones acertadas.

El tercer tanto, acaecido en el primer cuarto del segundo período, dejó las cosas claras a los discípulos de Paco López, sabiendo que en el campo la suerte estaba echada.

Con la tarea cumplida, Valverde gestionó los cambios de forma desigual. Procuró descanso parcial a Coutinho, Alba y Dembélé. Sergi Roberto, chico multiusos, ocupó el lateral y Denis Suárez fue justamente premiado por su participación decisiva en el partido de ida que fue revulsivo.

Con el 3-0, Luis Suárez jugó media hora convenida que debió ahorrarse. Valverde se sometió a la gestión de los egos y no pudo convencer al uruguayo que, en estos momentos, resulta vital para el equipo y que hay que cuidar su rodilla y preservarle de esfuerzos prescindibles. Desde todos los puntos de vista, era recomendable la presencia de Carles Aleñá, nuevamente sacrificado.

El marcador quedó en ese tres cero registrado en el minuto 54, porque se fueron al limbo diversas oportunidades locales, gol bien anulado a Coutinho incluido. En las acaballas, los levantinistas dispararon al palo derecho de Cillessen.

Hoy viernes, en la hora lorquiana de las cinco de la tarde estarán en el bombo para el sorteo de los cuartos de final Sevilla, Betis, Valencia, Real Madrid, Getafe, Espanyol, Girona y FC Barcelona. Tres equipos catalanes, dos andaluces, dos madrileños y uno valenciano.

Hacía 70 años, temporada 1948-49 que no llegaban tres equipos catalanes a los cuartos de la Copa. Repiten Barça y Espanyol y el Girona ha cogido el relevo del Nàstic de Tarragona.

Será así, si la autoridad deportiva y el despotismo ilustrado no lo impiden. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper