A bote pronto

El FC Barcelona duda entre Llorente y Morata

Munir El Haddadi no quiso renovar su contrato con el FC Barcelona y el Club le ofreció la puerta de salida por su malquerencia, a cambio de un pírrico millón de euros que abonará su nuevo destinatario hispalense, 1.050.000 para escribir con exactitud.

Por su calidad no resultaba imprescindible, pero sí que su marcha al Sevilla FC deja al descubierto las carencias de la plantilla para velar las ausencias del titular Luis Suárez, pues la edad del uruguayo – próximamente 32 años –  y su maltrecha rodilla, no invitan a pensar que pueda jugar los más de treinta partidos que disputaría el Barça en cinco meses, en el supuesto más favorable de superar todas las eliminatorias en Copa del Rey y Champions League.

Por razones de cotización en el mercado, el FC Barcelona prefirió ceder con opción de venta a Paco Alcácer al Dortmund y los goles del jugador de Torrent han convencido a los alemanes para pagar los 23 millones de euros estipulados, con lo cual al club catalán le cuadran los números, considerando la amortización del futbolista en los dos años que vistió de blaugrana y que, además, aún se puede arañar algún millón de euros más en conceptos de variables.

En este mercado de enero, la secretaría técnica busca, por encargo de su técnico Valverde a modo de S.O.S., un refuerzo que remede la descompensación de la plantilla y que cubra eventualidades, algunas previsibles para programar descansos a Luis Suárez. Destacan dos nombres españoles con pasado en LaLiga y de procedencia de La Premier League. Son Álvaro Morata y Fernando Llorente. Los dos habitan en Londres, el madrileño encuadrado en el Chelsea de Sarri y el vasco en el Tottenham de Pochettino y ambos tienen la etiqueta de prescindibles por su poca participación.

Fernando Llorente cumplirá el próximo mes 34 años, igual que Cristiano Ronaldo. Destacó en el Athletic Club donde marchó negándose a renovar y dejando expirar su contrato, igual que ha hecho ahora Munir. Ha jugado en la Juventus, Sevilla FC, Swansea City hasta recalar en el Tottenham Hotspur, por expreso deseo de Mauricio Pochettino que luego le ha dado la espalda en todos los sentidos.

Mide 195 centímetros que aprovecha bien en el juego aéreo, una de sus especialidades, Sabe jugar de espaldas al marco aguantando el balón en espera de que sus compañeros superen líneas de juego. El defensa Gerard Piqué siempre ha valorado sus condiciones y las dificultades de su marcaje. Puede resultar un revulsivo de segundas mitades cuando el equipo se atasca y ofrecer unas alternativas de juego diferentes. Podría aterrizar al Camp Nou en calidad de cedido para cubrir una emergencia temporal.

Álvaro Morata tiene 26 años, se hizo futbolista en el Real Madrid a la sombra de los galácticos y fue traspasado al calcio, a las filas de la Juventus, de donde fue rescatado por el Real Madrid. No salió del ostracismo en la segunda etapa, pero su cotización se mantuvo elevada por lo que el Chelsea pagó ochenta millones de euros a la entidad madrileña por su contratación hace dos años. No contó para Antonio Conte y menos cuenta para Maurizio Sarri, por lo que el futbolista arde en deseos de retornar al fútbol español. Su cotización complica la intercesión del FC Barcelona, pues es improbable una cesión ya que el propietario ruso de los blues, Román  Abramovich, querrá recuperar gran parte de la  inversión satisfecha al Real Madrid.  

Es más asequible Llorente que Morata y parece más conveniente una operación a corto plazo que una inversión a largo plazo de un futbolista que no genera grandes expectativas. A favor de Llorente está también el conocimiento que tiene el txingurri del delantero con el que coincidió en el Athletic Club.

Por las características del mercado y por las reducidas bazas económicas, es preferible una cesión para salvar el corto plazo que una compra que hipoteque la planificación futura. Es mejor un futbolista con talento que crezca al lado de Luis Suárez para procurar su relevo en el medio plazo.

Todo apunta, en la inmediatez, a decantarse por Fernando Llorente, también por afinidad y carácter, que asegura un buen recibimiento de la plantilla blaugrana. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper