A bote pronto

Domingo triunfal del FC Barcelona

El saldo del fin de semana no puede ser más favorable para las tres secciones profesionales más importantes del Club catalán.

Fútbol

La salida sabatina de los aficionados del Camp Nou fue triste, en razón de un mal partido saldado con una victoria mínima de penalti, pero que cobra valor tras la debacle del Real Madrid en el mismo estadio Santiago Bernabéu.

Fue la gran sorpresa de la matinal del domingo. El Girona CF que llevaba diez jornadas sin ganar y pululaba por los puestos clasificatorios amenazantes del desespero fue capaz de imponerse en juego y en goles a un Real Madrid que acumulaba seis victorias consecutivas en liga, la última con ayuda descarada del VAR en el Wanda Metropolitano.

El irregular equipo de Solari no supo defender una ventaja de un gol por un testarazo de Casemiro y sucumbió con alarmantes deficiencias en los francos defensivos. El nuevo entrenador recogió al equipo en la jornada diez, tras el derrumbe en el Camp Nou (5-1) y estaba a siete puntos del líder Barça. Ahora en la jornada 24, está a una distancia superior de nueve puntos. Estos son los datos objetivos que tratan de apaciguarse desde el ruido mediático de la capital y que demuestran que Solari no lo hace mejor que Lopetegui.

Sergio Ramos necesitaba una tarjeta para descansar ante el Levante e ir limpio al “clásico”, pero se llevó dos indiscutibles, por manos para salvar un gol y juego peligroso, que le acarrearon su décimo quinta expulsión en la liga y continuará quedando a una sola cartulina de una nueva suspensión.

El Girona efectuó un magnífico partido y fue superior. Esta vez las rectificaciones tácticas de Eusebio Sacristán devolvieron a los gironins a su dibujo preferido de un elástico 4-4-2, que dejó atrás el recurso de los tres centrales que operaron con éxito el curso pretérito.

El Atlético, que ganó al Rayo Vallecano con gol ilegal, por fuera de juego de Morata que el VAR no corrigió, vuelve a ser segundo y posterga al rival ciudadano a la tercera posición. La pírrica victoria barcelonista cobra un valor añadido, al abrir brecha en la clasificación general. Siete puntos al Atlético y nueve al Real Madrid y con el goal average inicialmente favorable por el empate en sede atlética y goleada doméstica a los blancos, son distancia que debe ser suficiente para que el FC Barcelona renueve su condición de campeón de liga.

Baloncesto

En Madrid se ha disputado la “Final Eight” que reúne a los ocho primeros clasificados de la Liga ACB. El claro favorito era el Real Madrid que, además, jugaba en casa, Sin embargo, el FC Barcelona se plantó en la final ganando al Baskonia y al Tenerife en cuartos y semifinales, para vencer al Real Madrid que había hecho lo propio con el Valencia y el Estudiantes.

En un cuarto tiempo sensacional los blaugranas fueron capaces de restituir un marcador desfavorable de dieciséis puntos. Hubo prórroga y con ello pudo llegar el escándalo si los árbitros no acumulan un posible segundo error para compensar una alarmante dejación de un primero.

Nos explicamos: Con 90-92 Randolph cometió bajo canasta una clarísima acción antideportiva sobre Singleton al pretender taponarle. Incomprensiblemente, el árbitro se inhibió y en el contraataque Carroll anotó un dos más uno que vuelca el marcador (93-92).

El Barça exprimió sus últimas opciones y a un segundo Tomic lanzó bajo aro siendo taponado por Randolph. Los árbitros, muy posiblemente condicionados por tener conocimiento de su mayúsculo error anterior, revisaron el “instant replay” y consideraron que el balón había tocado el tablero que ilegalizaba la acción defensiva y el luminoso volvía a revertirse definitivamente al 93-94.

El éxtasis blaugrana se produjo y los hombres de Svetislav Pesic, con la presencia institucional del presidente Josep Maria Bartomeu, celebraron la renovación del título de campeones de España.

En el otro lado, como suele suceder, las caras de decepción eran un poema y desde la directiva anunciaban la queja formal, exigiendo a la ACB que reconozca públicamente el error de la última jugada, haciendo abstracción de la jugada inmediatamente anterior que, de ser bien arbitrada, hubiera supuesto ya la victoria del Barça sin el agónico final. No supieron digerir la derrota ante su público.

Handbol

En el Palau Blaugrana, los chicos de Xavi Pascual apabullaron al Kristianstad con un resultado cuyos guarismos se asemejan más al baloncesto (43-26). Con ese score y esa demostración de superioridad ya acaricia los cuartos de final de la Champions League.

Los resultados sonrieron al Barça de fútbol que sentencia media liga, al de baloncesto que se proclama de nuevo campeón de España y al de hándbol que arrolla en octavos de Champions League.

Mientras, el Real Madrid tuvo un domingo horribilis en doble sesión matinal y nocturna: se aleja en liga, pierde la Copa en básket y no existe en hándbol. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper