A bote pronto

Brasil campeón como indicaba el guion

Ganar la Copa América a Brasil le ha costado más de los presupuestado, en una final atípica que venía precedida con el antecedente de la goleada de la canarinha en la fase de liguilla por cinco a cero al equipo peruano.

Un triunfo en el torneo labrado paso a paso y no exento de polémica, lo que explica el grado de excitación de público, futbolistas y dirigentes brasileños para una celebración por todo lo alto.

La previa de esta final, con las declaraciones de un Leo Messi muy compungido por su arbitraria expulsión, junto a Gary Medel, marcó la consideración de esta final y, por extensión de una Copa América cuajada de insinuaciones hacia la Conmebol: “No hay duda, está todo armado para Brasil”, había sentenciado el astro argentino, jugador del FC Barcelona.

Al margen de sospechas de irregularidades, la estadística estaba del lado de la canarinha que jugaba en su escenario natural, sede de sus mayores éxitos y donde el único fracaso se remonta al lejano 1950, donde sorprendentemente Uruguay le usurpó el Campeonato del Mundo, con su victoria por un gol a dos.

Dicen que las estadísticas están para cumplirse y, en esa convicción, la seleçao se avino a un futbol control ordenado por Tite que le condujo a un triunfo confirmado en los últimos coletazos de partido.

Perú empezó fuerte, sin complejos y fiel al estilo inculcado por Ricardo Gareca. Una igualdad en el juego que se vio truncada en el electrónico por un despiste defensivo en la marca. Everton remató con insultante facilidad una jugada iniciada por Dani Alves, el MVP del campeonato a sus 36 años y sin camiseta para el curso 2019-20 y continuada por Gabriel Jesus, que ha realizado un gran campeonato.

Brasil bajó la guardia y Perú obtuvo la recompensa de la igualada desde los “once metros”, cuando el colegiado chileno advirtió intencionalidad en una mano de Thiago Silva, en discutible decisión. Fue el primer gol y único gol en todo el torneo que encajaría el excelente arquero Alisson.

Brasil deshizo el empate en una acción primorosa de Arthur que culminó Gabriel Jesus al límite del descanso. Faltaba todo el segundo período por delante, pero parecía que los brasileños dominarían el tempus.

Todo se complicó en una estúpida segunda tarjeta a Gabriel Jesus (sin acento) en el minuto 69 que dejó a la verdeamarela en inferioridad numérica. Viendo las orejas al lobo, la canarinha se consignó hacia la victoria sellada al final cobrando un penalti a favor, en otra determinación dudosa al atribuir el colegiado una carga antirreglamentaria de Zambrano.

Antes de marchar Coutinho para dar paso a Militao, nueva reseña del Real Madrid, al objeto de amarrar el resultado, el barcelonista tuvo en sus botas el culminar una brillante acción individual.

Sin excesos, Brasil cumplió con la exigencia del triunfo, doce años después. Un trofeo que suma más a la estadística que a la gloria deportiva. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.e

Brasil 3 Perú 1, protagonistas y goles

Brasil: Alisson; Dani Alves, Marquinhos, Thiago Silva, Alex Sandro, Arthur,Casemiro, Gabriel Jesus, Philippe Coutinho (Eder Militao 76′), Everton (Allan 91′) y Firmino (Richarlison 74′)

Perú: Gallese; Advíncula, Zambrano, Abram, Trauco, Tapia (Gonzales 81′), Yotún (Ruidiaz 77′), Carrillo (Andy Polo 85′), Cueva, Flores y Guerrero.

Goles: 1-0 Min. 14 Everton; 1-1 Min. 43 Guerrero, de penalti; 2-1 Min. 45 Gabriel Jesus; 3-1 Min. 89 Richarlison, de penalti.

Árbitro: Roberto Tobar Vargas (Chile). TA: Gabriel Jesus (29′), Tapia (49′), Thiago Silva (52′), Zambrano (67′), Gabriel Jesus (69′), Advincula (83′), Richarlison (89′). Expulsión por doble amonestación: Gabriel Jesus (69′).

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Copa América disputado en el estadio de Maracaná, en Río de Janeiro, ante 70.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del músico João Gilberto, el padre de la bossa nova, fallecido el sábado